Reprueban alcaldías en materia de transparencia

De los 84 ayuntamientos de Hidalgo, apenas 18 entraron en los 443 que fueron medidos a nivel nacional por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) en materia de transparencia presupuestal; de éstos, Mineral del Chico, Tepeji del Río e Ixmiquilpan fueron los peor calificados.

Las tres administraciones ocupan los últimos lugares porque de 100 por ciento, Mineral del Chico obtuvo tres puntos, por ello quedó en la posición 394; mientras que Tepeji e Ixmiquilpan consiguieron cero por ciento, ambos se colocaron en la posición 410, según el Índice de Información Presupuestal Municipal (IIPM).

En la zona roja también se encuentran Atitalquia (25 por ciento), Santiago Tulantepec (24), Tizayuca (24), Tlaxcoapan (23), Epazoyucan (15), San Agustín Tlaxiaca (15), Cuautepec (14) y Zempoala (13 por ciento).

El gobierno de Julio Soto, en Tulancingo, fue el mejor calificado, pues alcanzó el lugar 57, lo que equivale a haber cumplido con sus obligaciones de transparencia en 64 por ciento. Su calificación está considerada en verde de satisfacción en el índice.

Según el informe, la segunda mejor posicionada fue la administración de Eleazar García, alcalde de Pachuca, pues obtuvo 49 por ciento de efectividad, puntaje que lo colocó en el sitio 85. La calificación fue considerada como foco amarillo.

En el mismo rango, pero con posiciones más atrás, se encuentran los gobiernos de Atotonilco de Tula (44 por ciento), Tlahuelilpan (40), Tula de Allende (33) y Mineral de la Reforma (31 por ciento).

Los tres primeros ayuntamientos mencionados tienen un origen partidista distinto, pues Tulancingo tiene un gobierno emanado del PAN, el munícipe de Pachuca es priísta y en Atotonilco de Tula el PRD encabeza el ayuntamiento.

En el documento, el Imco detalla la forma en que los gobiernos hacen transparente el manejo de recursos públicos. Por ejemplo, en Tulancingo el acceso a la Ley de Ingresos se estableció hasta 2015, cuando fue publicada en el sitio de internet del ayuntamiento.

Los rubros positivos que permitieron colocar a la alcaldía de Tulancingo como la mejor calificada se deben a acciones iniciadas en 2015. Entre los reactivos que sirvieron de base para el análisis del Imco están: la publicación de la deuda pública, sus distintos momentos financieros, así como el desglose de cada uno de los apartados.

En el país 48 ayuntamientos consiguieron una calificación de 100 por ciento porque cumplieron con todos los preceptos de transparencia presupuestal. Tlalnepantla, del Estado de México, ocupa el primer lugar.

 

Te puede interesar:

Recuerdan a Pablito

La directiva y afición aún tiene presente el recuerdo de Pablo Hernández Gómez. Esta noche, …