fbpx
HidalgoMultimediaNoticiasRegionesTulaVideos

Hay incertidumbre entre damnificados de inundación en Tula

Las labores de limpieza por parte del personal de emergencia de diferentes niveles de gobierno continúan en las calles


A una semana de la inundación en Tula de Allende, continúa la cuantificación de pérdidas por parte de pobladores, comerciantes y empresarios, quienes expresan impotencia e incertidumbre debido a que no han sido apoyados por las autoridades.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) estatal, se estima que mil 300 negocios de la demarcación sufrieron algún tipo de daño; en el caso del centro de copiado Paloma, la cifra alcanza casi un millón de pesos, confirmó su propietaria Paloma Buendía Ramos.

“(La inundación) llegó a cambiar mi vida completamente. Mi negocio se perdió totalmente, tenía equipos de cómputo, máquinas de ploteo, escáneres de planos […] se perdió todo, estamos en la calle y no tenemos ningún ingreso. Nadie nos avisó del riesgo y hasta el momento las autoridades municipales no nos han ayudado en nada, nosotros como vecinos nos pusimos a salir adelante”, aseguró al borde las lágrimas.

Óscar Sánchez

De acuerdo con información de la damnificada, tienen contabilizadas en pérdida total siete máquinas copiadoras —cinco a color y dos blanco y negro—, dos máquinas de ploteo, así como dos escáneres profesionales de planos y papel especializado de diversos tipos utilizado para hacer las impresiones.

El centro de copiado daba trabajo a cinco personas, además de que era la principal forma de ingreso para la familia de Paloma. Ayer, el negocio ingresó al censo que realiza la Sedeco y, a decir de la entrevistada, esperan que se ejerza un programa de financiamiento para los establecimientos que tuvieron afectaciones y “no solo se quede en el discurso”.

Hasta este lunes, las labores de limpieza por parte del personal de emergencia de diferentes niveles de gobierno continuaban en las calles de Tula, por lo que centenares de negocios que estaban ubicados en la zona todavía están en la fase de cuantificación de pérdidas, así como en el proceso de desinfección de sus establecimientos, puesto que las aguas que se desbordaron de los ríos son residuales, lo que provoca un riesgo de propagación de enfermedades.

Irving Cruz I Pachuca

También te puede interesar Inundaciones en Tula afectaron a mil 700 negocios

Noticias relacionadas

Back to top button