fbpx
DestacadoHidalgoNoticias

Halló Pemex en Hidalgo 5 ordeñas cada día en cinco meses


Entre enero y mayo, en Hidalgo se detectaron –en promedio– cinco tomas clandestinas por día en ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) desde las que extraían hidrocarburo.

Así lo reveló el reporte de perforaciones ilegales publicado por la empresa productiva, según el cual, durante los primeros cinco meses de 2018, en Hidalgo se hallaron 769 boquetes en ductos, lo que ubicó a la entidad como la segunda más afectada por los traficantes de hidrocarburo.

El estado es superado por Puebla, donde –en el mismo periodo– se localizaron mil 25 aberturas; en tercer lugar se encuentra Guanajuato, con 758 tomas clandestinas.

Aunque el documento de Pemex no señala las localidades con más perforaciones de ductos, de acuerdo con personal de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH), los municipios con mayor comisión de este delito son Cuau-tepec, Tezontepec de Alda-ma, Tlanalapa, Tepeapulco, Tlahuelilpan y Tula.

La primera perforación clandestina detectada en el año ocurrió el 2 de enero en un paraje del barrio El Huizache, en San Agustín Tlaxiaca, tras haber presentado un derrame de combustible de consideración.

Pero las tomas para la ordeña de hidrocarburo no sólo han sido detectadas por fugas: también por siniestros que se han registrado en estas por el manejo inadecuado del combustible. El 10 de enero dos camionetas terminaron calcinadas en Cuautepec de Hinojosa al incendiarse una perforación desde la que era extraída gasolina de manera ilegal.

De acuerdo con autoridades de Seguridad Pública, los hechos ocurrieron en la comunidad Santa Elena, a unos 90 kilómetros de la capital del estado, donde las llamas superaron los 20 metros de altura.

En el control de los siniestros provocados por las perforaciones clandestinas, personal de las corporaciones de Protección Civil (PC) ha resultado herido o con lesiones por fuego al acudir a sofocar los desastres.

El 4 de febrero, Ángel Barañano, director de PC de Tlahuelilpan; Víctor Neria, su homólogo de Mixquiahuala, e Iván Nava, subdirector de PC de este último municipio, resultaron con quemaduras al asistir a extinguir un incendio provocado por los chupaductos en la colonia Ulapa de Melchor Ocampo, en Tetepango.

Otro incidente sucedió el 18 de abril, cuando una camioneta y una toma clandestina desde la que era ordeñado combustible ardieron sin control durante la madrugada de ese día en el poliducto Tuxpan–Azcapotzalco, que atraviesa el poblado Casas Coloradas, de Cuautepec de Hijonosa, una de las localidades de Hidalgo con el mayor tráfico de hidrocarburo.

En algunos casos, los siniestros que han provocado los huachicoleros han derivado en la evacuación de población, como lo acontecido el 24 de abril, cuando unas 50 familias de la colonia Ampliación 18 de Marzo, en Atitalaquia, fueron obligadas a retirarse de sus viviendas luego de que una perforación en un ducto presentó una fuga que alcanzó 20 metros de altura.

Asimismo, los incidentes han dañado cultivos. El 11 de mayo, un derrame de combustible detectado en Santa Ana Ahuehuepan, en Tula de Allende, causó daños en diversas parcelas.

Entre el 28 y 29 de mayo, dos tomas clandestinas se incendiaron. La primera fue una perforación ubicada en el poliducto Tula–Azcapotzalco, en Santiago Tulantepec, y la segunda en inmediaciones de Zacamulpa, comunidad de Atotonilco de Tula.

 

Emmanuel Rincón I Pachuca

 

También te puede interesar:

Procuraduría deja en libertad a líder de huachicoleros

Noticias relacionadas

Back to top button