fbpx
GlobalNoticias

Senado de EU apunta a un modesto control de armas


Un grupo interpartidista de senadores estadunidenses se disponía el jueves a reanudar el diálogo sobre un modesto proyecto de control de armas de fuego, en un momento en que crece la presión en Estados Unidos para atajar una ola de violencia que incluye recientes masacres en Texas y el estado de Nueva York.

Nueve senadores se reunieron esta semana para hablar de la respuesta a los tiroteos de masas que enlutan la nación, con cierto optimismo sobre la posibilidad de lograr reformas.

El grupo se ha concentrado en la seguridad en escuelas, reforzar los servicios de cuidado de la salud mental e incentivos para que los estados concedan a las cortes la capacidad de quitar temporalmente las armas de personas consideradas como peligrosas.

La republicana moderada Susan Collins dijo que el grupo estaba haciendo “rápidos progresos”, mientras que el senador demócrata Chris Murphy declaró que “nunca ha visto más republicanos sentados en la mesa y dispuestos a dialogar”.

“Hay algo diferente ocurriendo ahora mismo y espero que termine en una legislación ante el Senado”, dijo Murphy a MSNBC el miércoles.

Mientras los legisladores buscan responder a la matanza racista de 10 personas negras en un supermercado de Buffalo y a un tiroteo masivo que dejó 19 niños y dos maestras muertas en una escuela de Texas, otra masacre ocurrió en Oklahoma el miércoles.

Un hombre con una pistola y un fusil asesinó a cuatro personas en un complejo hospitalario de Tulsa, antes de presuntamente suicidarse previo a la llegada de la Policía.

Los legisladores están conscientes de que corren el riesgo de perder el impulso si se llega a disipar la urgencia de reformas desatada por las masacres, y otro grupo más pequeño lleva a cabo discusiones paralelas sobre la ampliación de las verificaciones de antecedentes de compradores de armas.

El reto político de legislar en un Senado dividido en partes iguales, donde la mayoría de las propuestas legales necesitan 60 votos para ser aprobadas, significa que reformas de mayor alcance tienen pocas posibilidades de pasar.

Mitch McConnell, líder de los senadores republicanos, señaló a periodistas que los congresistas se están centrando en la “salud mental y la seguridad en las escuelas”, no en las armas.

Los demócratas en la Cámara de Representantes se disponen sin embargo a aprobar una ley mucho más amplia, pero en gran medida simbólica, llamada Protecting our kids act (Ley de protección de nuestros hijos): un paquete de propuestas de control de armas que incluye subir de 18 a 21 años la edad legal mínima para comprar rifles semiautomáticos.

El paquete incluye vetar los cargadores de alta capacidad y revisar antecedentes de las “pistolas fantasmas”, armas hechas en casa a partir de kits fácilmente disponibles.

AFP I Washington

Noticias relacionadas

Back to top button