fbpx
GlobalNoticias

“¡El velo tiene que ser una opción!”, dicen las mujeres en Teherán

En Irán, las mujeres están obligadas a cubrirse el pelo


“Se tiene que acabar con las maniobras brutales de la policía de la moral que impide que las mujeres elijan su ropa”, critica en una calle de Teherán Mahtab, una iraní con un pañuelo naranja que deja entrever su pelo.

“Me gusta llevar este velo como otras prefieren ponerse un chador”, que cubre todo el cuerpo, afirma este mujer de 22 años, maquilladora de profesión, en un barrio acomodado del norte de la capital iraní. “Pero el velo tiene que ser una opción, no tienen que obligarnos” a llevarlo, añade.

Una serie de protestas, que causaron varios muertos, estallaron en Irán después de que las autoridades anunciaran el 16 de septiembre la muerte de Mahsa Amini, tras ser detenida por llevar “ropa inapropiada” por la policía de la moral, encargada de hacer cumplir un estricto código de vestimenta para las mujeres.

La muerte de la chica detenida por no llevar bien el velo enciende la protesta en Irán

Mahtab admite que tiene miedo de esta unidad de la policía pero que, sin embargo, no ha cambiado su forma de vestirse ni de colocarse el velo.

Esta policía “es inútil”, dice.

En Irán, las mujeres están obligadas a cubrirse el pelo, y la policía de la moral les prohíbe llevar abrigos por encima de las rodillas, pantalones estrechos, vaqueros con agujeros o ropa de colores vivos, entre otras restricciones.

Nazanin, una enfermera de 23 años, prefiere no arriesgarse. “Ahora vigilaré más cómo llevo el velo, para no tener problemas”, explica a la AFP.

Teherán, Irán | AFP

Te puede interesar Una persona muere de hambre en el mundo cada cuatro segundos, denuncian

Una persona muere actualmente de hambre en el mundo cada cuatro segundos, denunciaron este martes más de 200 oenegés, que piden a los dirigentes de todo el planeta reunidos en Nueva York que actúen “para detener la crisis mundial del hambre”.

“Las organizaciones procedentes de 75 países han firmado una carta abierta para expresar su indignación ante la explosión del número de personas que padecen hambre, y para hacer recomendaciones”, indican las 238 oenegés en un comunicado, en el que destacan que “345 millones de personas sufren hambre aguda, una cifra que se ha multiplicado por más de dos desde 2019”.

Noticias relacionadas

Back to top button