fbpx
HidalgoNoticias

Fue discriminado en el IMSS de Pachuca cuando le detectaron VIH


Hace tres años, Carlos Ibarra supo que es portador del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), luego de practicarse un test rápido en un Pruebatón.

Para él, la situación fue muy difícil de asimilar; incluso, le resultó complejo por la discriminación que, recuerda, vivió en el Hospital General de Zona Número 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cuando el infectólogo Benjamín Sánchez le dijo que era culpable de su enfermedad.

“En la marcha del orgullo gay de 2015 se realizó la Jornada Nacional de Pruebas Rápidas en la vía pública, por lo que, por conciencia social y también sospecha, decidí hacérmela. Es algo que yo había evitado. Entonces tenía un indicador alto de riesgo y, al final, el resultado salió reactivo (positivo)”, narró a Criterio.

Días después del examen, Carlos acudió al IMSS. Ahí vivió lo que describió como un “proceso de siete meses de atención de mala calidad”. Recordó que pasó de Medicina Familiar a Epidemiología e Infectología.

“La información que me daban no era suficiente, pues no me decían que el tener un diagnóstico reactivo significaba que yo ya vivía con el virus; en cambio, me daban esperanzas de que quizá el resultado estaba mal”, explicó.

“Fueron meses tormentosos de espera para la atención; mientras, mi salud se seguía deteriorando. Comencé con tos muy fuerte y otros males, por lo que llegó un punto en que ya no podía asistir a la universidad: mi cuerpo estaba tan débil que caminar se volvía todo un reto”, recordó.

Lo peor, afirmó, ocurrió en el área de Infectología del IMSS, donde Sánchez lo atendió.

“Me hizo dos comentarios que todavía resuenan en mí: el más fuerte fue que, si yo estaba como estaba, era por mi culpa; además, me recetó medicamento antirretroviral incompleto”, aseveró.

Tras ello, Ibarra decidió cambiar de servicio médico, por lo que llegó al Centro Ambulatorio para la Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits), de la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH), donde le ofrecieron atención multidisciplinaria e inició el tratamiento médico completo.

El también presidente de la Red por la Inclusión de la Diversidad Sexogenérica (Rids) refirió que, cuando comentó abiertamente su condición, recibió apoyo de sus amigos cercanos, por lo que a finales de 2016 decidió hacer público su estado para ayudar a otros.

“Ahora llevo una muy buena calidad de vida: me cuido mucho, me alimento bien y diario tomo mis antirretrovirales. Estoy en etapa de supresión viral o indetectabilidad, lo que implica que mi salud ya no está comprometida”, afirmó el activista.

DETECCIÓN

De acuerdo con el Centro Nacional para la Prevención y Control de VIH y Sida (Censida), de 1986 a abril de 2018, en Hidalgo se han registrado 3 mil 312 casos de VIH: 683 en mujeres y 2 mil 629 en hombres.

Durante el año anterior, se hicieron 49 mil 715 pruebas de VIH en el estado, por las que detectaron 281 casos positivos. En lo que va de 2018 se han realizado 11 mil pruebas, con 82 posibles resultados positivos.

Pablo óscar Romero, coordinador estatal del programa VIH Sida de la SSH, indicó que en los 486 centros de salud y 15 hospitales de Hidalgo se oferta la prueba.

ATENCIÓN

936 personas son atendidas en el Capasits; reciben tratamiento antirretroviral para 16 virus del VIH.

Sara Elizondo I Pachuca

También te puede interesar:

Acumulan IMSS e ISSSTE 60% de quejas en Derechos Humanos

Noticias relacionadas

Back to top button