fbpx
GlobalNoticias

Expone Pandora papers paraísos fiscales en EU


 

Lejos de los paisajes de montaña suizos o de las playas paradisiacas de las Bahamas, varios estados rurales de Estados Unidos son paraísos fiscales que flexibilizan su legislación para atraer capitales, como Dakota del Sur, que salta a la luz en los Pandora Papers.

“Durante la última década, Dakota del Sur, Nevada y más de una decena de estados estadunidenses se convirtieron en líderes en temas de secreto financiero”, destaca la investigación periodística.

Secreto tributario, régimen que permite a empresas a eludir el pago de impuestos, o a particulares evitar pagos durante una sucesión… estos estados compiten por atraer fondos estadunidenses y extranjeros.

“Alrededor de la mitad de los estados” del país “están en esta competencia”, explicó Chuck Collins, del Institute for Policy Studies y uno de los expertos encargados de los Pandora Papers. El especialista cita a Alaska, Wyoming y Nevada.

Son sobre todo “pequeños Estados, en los cuales una industria de servicios más enfocada en las finanzas tendrá gran poder”, señaló.

¿Necesita crear una empresa pantalla que reúna actividades internacionales para no pagar impuestos? “Delaware (estado por el cual Joe Biden fue senador) es, de alguna forma, el primer paraíso fiscal si se desea crear una sociedad anónima de responsabilidad limitada”, señala Collins. “Si se quiere crear un trust (una figura legal para incorporar patrimonio), estados como Dakota del Sur modificaron sus leyes” para permitirlo, añade el experto.

Al ofrecer a estas sociedades financieras la posibilidad de durar 100 años, e incluso eternamente, los haberes que se incluyen en esos esquemas pueden transmitirse de generación en generación, sin pagar impuestos al momento de la sucesión.

Dakota del Sur, estado rural de la zona central del norte estadunidense, conocido por albergar el Mont Rushmore, con las caras de presidentes grabadas en la roca, así como poblaciones de bisontes, es un precursor en la materia desde los años 1970 y 1980, cuando quiso captar fondos en momentos en que su economía iba muy mal.

En 1981, el estado comenzó por autorizar los préstamos a cualquier tasa de interés, para atraer la actividad de tarjetas de Citibank, y los empleos asociados.

Luego, “año tras año (…) los legisladores estatales aprobaron normas redactadas por miembros del sector de los trusts”, detallan los Pandora Papers.

 

AFP | Washington

Noticias relacionadas

Back to top button