fbpx
MéxicoNoticias

Disminuye el costo financiero de la deuda pública mexicana por primera vez en 7 años


El costo de la deuda pública mexicana había estado creciendo año a año prácticamente sin pausa alguna, hasta que, durante este año, y en parte gracias a la crisis, el Banco Central redujo las tasas de interés, lo que representó un ahorro para las arcas públicas mexicanas.

La reducción del costo financiero de la deuda llegó a ubicarse un 15.6% por debajo del costo de principios de año: esta reducción se registró, además, en el primer trimestre del año, y con respecto a los meses de abril-mayo del año pasado representa una reducción incluso mayor, de un 25.3%.

El costo financiero de la deuda interna mexicana es un problema difícil de solucionar

Con respecto al primer mes del año, el estado ha tenido que destinar para el segundo trimestre unos 176,266 millones de pesos, lo cual representa una reducción con respecto al primer trimestre, lo cual, además, representa un ahorro para el país y en sí, constituye una buena noticia. Sin embargo, esto está lejos de significar que el costo financiero de la deuda vaya a seguir reduciéndose indefinidamente, ya que cualquier cambio en las políticas monetarias o económicas podría hacer que esta cifra creciera nuevamente.

Ciertamente, México no va por mal camino cuando nos referimos a la recuperación económica, y esto lo podemos ver tanto en las predicciones del FMI, que ubican a México con un 5% de crecimiento este año, como en el trading con CFD, particularmente en Forex, donde podemos notar que el precio del peso mexicano frente al dólar, que ha mantenido un comportamiento más estable y tuvo un fuerte pico de valor entre febrero y marzo, para luego corregirse y ubicarse en los 19.71 pesos por dólar.

Por otro lado, las empresas del gobierno que producen capital para el país como Pemex y CFE gastaron alrededor de 70.366 millones de pesos, lo cual representa un 5% más que el primer cuatrimestre de 2020.

El costo de la deuda externa también se redujo

Junto con la disminución del costo de la deuda interna, se redujo también las amortizaciones por la deuda externa, al menos la programada hasta el año 2023. Esto se debió a una serie de medidas que tomó el gobierno nacional en el mercado, consiguiendo principalmente extender las fechas de vencimiento. La reducción de las amortizaciones por deuda externa llegó incluso al 69%.

Esto también es una buena noticia, y se refleja en los pronósticos de crecimiento corregidos y en próximas correcciones que se espera que continúe subiendo en el corto plazo, pero cuya evolución a largo plazo es sumamente difícil de predecir. Actualmente, tanto el panorama nacional como internacional favorece la recuperación económica.

Otro hecho conocido es la reducción durante el mes de abril de la recaudación del Impuesto Sobre la Renta. Este fenómeno ha venido ocurriendo desde hace ya algunos meses. La principal razón por la que esto ha venido ocurriendo, es que recién ahora, durante 2021, es que la economía se ha ido abriendo poco a poco y muchas de las empresas que habían cesado su operación apenas están retomando vuelo nuevamente, por lo que no es muy difícil deducir que la recaudación del ISR vuelva a elevarse una vez se haya llegado a cierto grado de actividad económica nuevamente.

Noticias relacionadas

Back to top button