fbpx
GlobalNoticias

Denuncia Farida Nekzad falta de libertad de expresión en Afganistán


La reconquista del poder por parte de los talibanes ha encendido todas las alarmas respecto a retrocesos en algunas materias en las que se habían obtenido logros en los últimos 20 años, como los derechos de las mujeres o la educación de las niñas. La libertad de expresión también corre peligro, pero, denunció la periodista afgana Farida Nekzad, este derecho no es una prioridad en el nuevo Afganistán.

“La libertad de expresión no es un tema en Afganistán, al igual que las mujeres”, aseguró con rotundidad la periodista, editora de la agencia de noticias independiente afgana Pajhwok y que ha explicado que las restricciones sobre los medios y sobre las mujeres “impactan sobre la vida” de los periodistas en Afganistán, sobre todo las profesionales mujeres.

En un encuentro organizado por ONU Mujeres, la periodista relató que los talibán impidieron a unas compañeras acceder al Ministerio de Educación para asistir a una rueda de prensa y, por ello, se ha cuestionado “qué tipo de libertad de prensa hay” en el país asiático.

En este sentido, subrayó que los talibanes “no aceptan” a las mujeres. “Tienen problemas incluso con la ropa, con los zapatos”, lamentó. “Los talibanes no van a aceptar nunca que las mujeres sean una parte activa de la sociedad”, agregó.

Casi el 80 por ciento de los medios que operaban en Afganistán han cerrado desde la toma del poder por parte de los talibanes. Reporteros Sin Fronteras (RSF) estima que menos de un centenar de las mujeres que trabajaban como periodistas en Kabul continúan llevando a cabo su labor.

No es de extrañar, si se tiene en cuenta que los periodistas afganos se enfrentan a múltiples peligros en el Afganistán controlado por los insurgentes. Nekzad enumera asesinatos, tortura, censura y amenazas, además de problemas mentales derivados de la presión que soportan.

“Desde que los talibanes entraron en Kabul, cinco periodistas han sido asesinados, una mujer incluida, y más de 10 han sido torturados”, indicó, antes de remarcar que estos crímenes se han llevado a cabo “con impunidad”. Además, la censura impide que la ciudadanía acceda a la información.

Por ello, Nekzad ha sugerido que la comunidad internacional apoye a las mujeres, a Naciones Unidas y a organizaciones internacionales, “que no estén en silencio” para “convencer a los talibanes de que las mujeres y la libertad de prensa” sean asuntos con presencia en Afganistán.

Cortesía Europa Press
Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button