fbpx
CoronavirusGlobalNoticias

Confirma EU que pedirá a viajeros vacuna avalada por OMS


A partir del 8 de noviembre, los turistas extranjeros deberán estar completamente vacunados contra Covid-19 y presentar una prueba negativa del virus para poder entrar a Estados Unidos, confirmó la Administración Biden.

Solamente se permitirá la entrada a las personas inoculadas con fármacos aprobados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que deja fuera a los mexicanos vacunados con Sputnik V y CanSino. La prueba deberá realizarse en una ventana de tres días antes del viaje.

La medida aplica tanto a viajes terrestres como aéreos, según informaron funcionarios de la Administración en una rueda de prensa este lunes, de acuerdo con USA Today.

Confirma EU que pedirá a viajeros vacuna avalada por OMS
Confirma EU que pedirá a viajeros vacuna avalada por OMS Foto: Juan Carlos Villegas

Los menores de 18 años estarán exentos del requisito de vacunación, pero todos los mayores de 2 años tendrán que someterse a las pruebas.

También estarán exentos los viajeros de países con una tasa de vacunación menor al 10 por ciento, debido a la desigualdad en el acceso a las vacunas.

Los estadounidenses no vacunados podrán entrar al país, pero deberán presentar una prueba negativa de un día antes.

Agencia Reforma

Tambien te puede interesar: Varios rebrotes de covid-19 provocan confinamientos en China

Decenas de miles de personas en el norte de China se hallan confinadas en sus viviendas, mientras las autoridades intentan atajar un incipiente brote de covid-19, cien días antes del inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín.

También restringieron el acceso a los lugares turísticos y aconsejaron a los residentes que limitaran sus movimientos a menos que fuera necesario, pese a que el transporte público funciona con normalidad.

China identificó 39 nuevos casos de covid-19 el lunes y más de cien durante la semana pasada. La mayoría de estos contagios estaban relacionadas con los movimientos de un grupo de turistas.

Pese a que la cifra de nuevos casos es baja con respecto a los países del resto del mundo, el gobierno chino, que impulsa una política de “tolerancia cero” hacia el virus, reaccionó rápidamente, imponiendo restricciones y organizando campañas de detección masiva en las regiones afectadas.

Noticias relacionadas

Back to top button