fbpx
DestacadoHidalgoNoticias

Clama justicia por el asesinato de su hijo, en Atotonilco el Grande


Gabriela Hernández García exige justicia por el asesinato de su hijo Abraham González Hernández, alias el Changuito, de 16 años de edad, ultimado a golpes el 9 de enero de este año, cuyo cadáver desnudo fue abandonado en un arroyo del camino San Miguel Puente de Aguacatitla, en Atotonilco el Grande.

A ocho meses del incidente, la madre pide que la muerte “no quede impune”, pues consideró que en ese municipio “pasan muchas cosas raras y no hay justicia”.

En entrevista con Criterio, aseguró que el viernes pasado acudió a las oficinas del Ministerio Público (MP), cuya nueva titular le manifestó que llegó a dicha jurisdicción hace 40 días, por lo que aún no ha podido revisar su caso.

También te puede interesar: Cae otro por asesinato de israelíes en Plaza Artz

En copias de documentos pertenecientes a la carpeta de investigación 4-2019-16 —iniciada por la agente Nora Caridad Islas Monroy—, que obran en poder de este medio, aparecen entrevistas realizadas por la Policía Investigadora que relatan que Abraham fue al bar La Taberna alrededor de las 22:00 horas del 8 de enero pasado junto con su hermano José María y sus amigos Rey David H. H. y Brayan Samuel B. A.; además, en una entrevista se menciona al Azteca, cuya identidad se desconoce.

Un testimonio apunta que entre las 00:50 y 01:00 horas de ese día se vio salir del establecimiento a Rey David y Brayan Samuel en compañía de Abraham. Mientras que en una videograbación se aprecia a tres personas caminando alrededor de las 00:17 horas del 9 de enero. De acuerdo con Hernández García, se trata de su hijo y los dos acompañantes; unos minutos después se alejan solo Rey David y el Changuito.

La madre refirió que, a partir del asesinato, su familia vive hostigamientos constantes, pues el día del funeral de su hijo se presentó una camioneta negra con hombres vestidos de ese color a bordo, quienes portaban gorras que impedían reconocer sus rostros.

Agregó que sujetos se han presentado afuera de su casa por la madrugada; además, hace tres meses a su hijo mayor lo persiguieron dos automóviles en el centro del municipio.

A MÍ ME QUIEREN VER MUERTO, LE DECÍA HIJO

La madre relató a Criterio que dos meses antes del asesinato su hijo le decía: “A mí me quieren ver muerto”.

Señaló que los amigos de su vástago, presuntamente, roban ganado y venden drogas, como diversas personas le han manifestado recientemente

La necropsia determinó como causa de la muerte una fractura de piso medio y posterior consecutivo a traumatismo cráneo encefálico

Martha Sáenz | Atotonilco el Grande

También te puede interesar:

Promedia Edomex 8 asesinatos al día

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Pues por lo qué sé lee aquí. El muchacho aquí Mencionado era una blanca paloma una víctima un estudiante he hijo ejemplar. Es una pérdida para la sociedad una joven promesa para este país. Estoy con su madre para poder determinar semejante injusticia!

Back to top button