Obra de teatro cambia la vida de mujeres

Hablar de la esclavitud contemporánea, a partir del relato de 16 mujeres de la comunidad Puerto del Valle, en el municipio Salamanca, Guanajuato, fue uno de los aciertos del montaje Todos somos Calibán, que la compañía teatro del Puerto llevó a la Muestra Nacional de Teatro, en Aguascalientes.

A partir de Calibán, personaje de la obra La tempestad, de William Shakespeare (1564-1616), Sara Pinedo encabezó esta creación colectiva que nació como parte del Proyecto Ruelas del 42 Festival Internacional Cervantino (FIC).
Pinedo destacó que la pieza se originó tras observar las condiciones económicas y sociales de la comunidad Puerto de Valle, así como de lo que las mujeres querían o necesitaban hablar.
El proceso de llevar a escena esta obra, abundó, representó para las mujeres de la referida comunidad una transformación en su forma de vida, ya que, donde viven, dependen económicamente de la pela de nopal.
Estas mujeres, con sólo una función de teatro, obtuvieron lo que ganan en un mes, lo cual demostró que hay otras formas dentro del arte que también son redituables.
Para Crescencia Sánchez, una de las integrantes de esta comunidad, el proyecto implicó libertad: “Cuando nos invitó Sara a este trabajo, nunca nos dimos la idea de que íbamos a salir. Yo no salía sola ni a Valtierrilla (localidad guanajuatense), ahora ando con muchas compañeras, me siento bien alegre”, expresó.
Además de esta propuesta, se presentó la obra Híbrido (Objetos olvidados), bajo la dirección de Claudia Anguiano Padilla, que reflexiona sobre cómo los objetos son activadores de la memoria.
También se escenificó Historia(s) del teatro mexicano, de la compañía l Mil Mesetas, bajo la dirección de Daniel Victoria y Marian Mancilla.

Te puede interesar:

Los looks de la alfombra

  Estrellas como Ariana Grande, Lizzo y Gwen Stefani posaron en la alfombra roja de …