fbpx
GlobalNoticias

Cardenal abusador pagó miles a papas


 

El excardenal Theodore McCarrick pagó cientos de miles de dólares de dinero de la Iglesia a poderosos clérigos, incluyendo al papa Juan Pablo II y a Benedicto XVI, mientras el Vaticano evitaba las denuncias de abuso sexual en su contra, según una investigación del Washington Post.

Por casi dos décadas y desde 2001, el estadunidense McCarrick envió cheques que suman más de 600 mil dólares a sacerdotes en Roma y otros lugares. Los receptores, además de los dos papas, incluían a burócratas, clérigos y asesores del Vaticano.

Muchos de los más de 100 destinatarios estaban directamente involucrados en evaluar las denuncias contra McCarrick, según documenta el Post.

El excardenal fue removido del sacerdocio público hasta 2018 enmedio de una denuncia de conducta inadecuada con un joven de 16 años, décadas atrás. Este año se convirtió en el primer cardenal en ser retirado totalmente por abuso sexual.

Los cheques fueron extraídos de una cuenta poco conocida en la arquidiócesis de Washington, en la que McCarrick comenzó a servir como arzobispo en 2001.

El “Fondo Especial del Arzobispo” le permitió recaudar dinero de donantes católicos adinerados y gastarlo como él quisiera, con poca supervisión, según exfuncionarios.

McCarrick envió 90 mil dólares al papa Juan Pablo II desde 2001 hasta 2005. Por su parte, Benedicto XVI recibió 291 mil.

Representantes de los expapas no quisieron comentar al respecto o aseguraron que no tenían información acerca de los cheques, según el Post.  Un secretario personal de Juan Pablo II dijo que las donaciones al papa eran redirigidas al secretario de Estado.

Un vocero del Vaticano también declinó a hacer comentarios.

Los clérigos del Vaticano que recibían el dinero argumentaron que se trataba de regalos comunes que se daban durante Navidad o como un gesto de aprecio. Dijeron que los regalos de McCarrick se dirigían para la caridad o para otros propósitos.

Los cheques del excardenal muestran una nueva visión de cómo se posicionó en los más altos niveles de la Iglesia católica de Estados Unidos y de cómo se mantuvo ahí, a pesar de las constantes denuncias sobre su conducta, las cuales llegaron al Vaticano alrededor del año 2000.

McCarrick fue removido de su puesto en febrero de este año, luego de ser encontrado culpable de dos cargos: pedir sexo durante una confesión y cometer “pecados” con menores y adultos, con el agravante de abuso de poder.

 

Escándalo

En agosto de 2018, el arzobispo italiano Carlo Maria Vigano acusó al papa Francisco de haber guardado silencio durante largo tiempo sobre los comportamientos predatorios del cardenal McCarrick tras lo cual el papa lanzó una investigación.

 

Staff I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button