fbpx
HidalgoNoticias

Buscan separación gradual de madres presas y sus hijos


La diputada local del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Mayka Ortega Eguiluz presentó una iniciativa para adicionar el artículo 23 bis a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de Hidalgo para garantizar que los hijos de mujeres recluidas en alguno de los Centros de Readaptación Social (Cereso) de la entidad tengan un proceso de separación sensible y gradual.

La legisladora explicó que, de acuerdo con el Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario 2018, durante 2017 cerca de 523 infantes vivían con sus madres en las cárceles. Señaló que 23 de ellos se ubican en Hidalgo.

“Son menores de los que debemos asumir el compromiso y obligación de proteger para garantizar el respeto de sus derechos al ser separados de su madre y a convivir con ella, mientras la misma permanezca en reclusión”, dijo.

También te puede interesar Congreso estatal, sin aviadores: Baptista

La priista indicó que el 8 de marzo de 2017 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió el amparo en revisión 644/2016, interpuesto en Puebla por una mujer que reclamó que las autoridades del Cereso pretendían “separarla tajantemente de su hija”.

La legisladora añadió que el artículo 10 de la Ley Nacional de Ejecución Penal establece que las internas tienen derecho a conservar la guardia y custodia de un hijo menor de tres años, con la finalidad de que permanezca con la madre en la penitenciaría.

Ortega Eguiluz consideró necesario que en Hidalgo se cree el marco jurídico que obligue a las autoridades penales a implementar una separación “sensible y gradual”, lo que la motivó a presentar la propuesta de reforma a la ley estatal.

INICIATIVA

La propuesta del artículo 23 bis de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de Hidalgo establece que los menores cuyas madres estén presas tienen derecho a mantener contacto con sus progenitoras solo en caso de que no sea contrario al interés superior de los infantes

Para ello, las autoridades penitenciarias deben garantizar que su separación sea gradual, sensible y progresiva, recibiendo acompañamiento psicológico antes, durante y después de su salida

Emmanuel Rincón | Pachuca

 

También te puede interesar

Plantean que el procurador comparezca tras informe

Noticias relacionadas

Back to top button