fbpx
MéxicoNoticias

Brotan más transas en partido de Haces

FxM quedó marcado por las irregularidades en la aplicación de recursos públicos


El Instituto Nacional Electoral (INE) investiga al partido Fuerza por México (FxM), del líder sindical Pedro Haces, por pagos a proveedores dudosos por 92.9 millones de pesos.

Sus ocho meses como partido estuvieron marcados por irregularidades en la aplicación de recursos públicos.

Además de la investigación por el pago de 33.9 millones de pesos a empresas sospechosas, la Unidad Técnica de Fiscalización del INE indaga el destino de otros 59 millones de pesos a ocho proveedores con actividad incierta.

El partido etiquetó esos recursos a 30 candidatos a diputados federales en la pasada elección, pero estos negaron haber recibido el dinero en efectivo o en especie.

De las ocho empresas, siete tienen cancelado su permiso en el Registro Nacional de Proveedores del INE, pues tras la elección no refrendaron sus servicios.

Todas aparecen como proveedores de FxM, un mes después de la creación del partido.

La mayoría proporcionó como dirección un domicilio en Puebla, estado de donde es originario el líder del partido, Gerardo Islas.

Se trata de COMER45 S.A. de C.V., creada en diciembre del 2020 y a la que se pagaron 13 millones 99 mil pesos por plumas, gorras, gomas y demás propaganda utilitaria.

“El inmueble que tiene como domicilio oficial no corresponde al de una empresa con la capacidad para generar esa facturación. Personal identificó la ausencia de gente o mobiliario que correspondiera al volumen de ventas que factura, al menos, al partido político”, dijo la Unidad Técnica de Fiscalización.

También está en la mira Sweet Day, que en el registro de proveedores aparece con sede en la Ciudad de México pero en internet tiene un domicilio en Guadalajara. A la empresa se le pagaron 12 millones de pesos.

Otras compañías son Kaiser Servicios Operativos, con ubicación en Puebla y que supuestamente entregó playeras, por las que recibió 10.3 millones, y Comercializadora Luji, a la que se le pagaron 3.8 millones por equipo de cómputo y artículos de plástico, como cilindros y jarras.

A Promaizmar la dirigencia nacional le entregó 3.7 millones de pesos por asesoría, playeras, chalecos, banderas y tóneres.

Sobre estas empresas, el INE advierte que podrían ser “fantasma”, pues no cuentan con “activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios” amparados en comprobantes detectados, de acuerdo con el oficio INE/UTF/DA/28156/2021.

Érika Hernández I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button