Security personnel wearing protective masks walk in front of the portrait of late communist leader Mao Zedong (C, back) at Tiananmen Gate in Beijing on January 23, 2020. - China is halting public transport and closing highway toll stations in two more cities in Hubei province, the epicentre of a deadly virus outbreak, authorities said on January 23. (Photo by NICOLAS ASFOURI / AFP)

Aumenta China aislamiento por el coronavirus

Las autoridades chinas ampliaron ayer la cuarentena a otras cuatro ciudades en el centro de China debido al brote de neumonía causado por un nuevo coronavirus que ha dejado al menos 25 muertos y 830 infectados.

El aislamiento, que se había impuesto previamente en Wuhan, ciudad donde se originó el virus, regirá ahora en las localidades cercanas de Huanggang, Ezhou, Zhijiang y Chibi, con el fin de controlar el flujo de personas.

Para salir de estas regiones, los ciudadanos necesitarán tramitar un permiso especial.

La medida implica puntos de revisión en autopistas, el cierre de estaciones de tren o Metro y la cancelación de vuelos. Además, algunos puntos de reunión, como cafeterías o cines, no abrirán
por precaución.

En total, China suma cinco entidades en cuarentena, donde en conjunto habitan más de 20 millones de personas.

Expertos coincidieron en que las restricciones de viaje, aunque comprensibles, harían poco para detener el contagio fuera de China, ya que muchas personas infectadas ya habían abandonado Wuhan.

El gobierno de Beijing, capital del país asiático, también anunció la cancelación de las celebraciones del Año Nuevo chino para evitar la expansión del virus, debido a las conglomeraciones.
Ante las medidas de restricción impuestas por las autoridades, el pánico se extendió por todo Wuhan, la ciudad más afectada por el virus.

Imágenes mostraban largas filas y estantes vacíos en los supermercados, debido a que las personas se abastecían para no salir de sus casas. La gente también acudió a comprar cubrebocas, luego que el gobierno de Wuhan exigiera su uso en lugares públicos.

Los restaurantes y hoteles, generalmente ocupados en la temporada de vacaciones, estaban en su mayoría cerrados. Las calles comerciales estaban desoladas y las carreteras no tenían flujo vehicular en gran parte porque las familias cancelaron sus planes para las vacaciones del Año Nuevo chino.

La policía y fuerzas especiales vigilaban distintas zonas, como las estaciones de tren  y Metro.

En tanto, también prevaleció la ansiedad luego que decenas de personas se amontonaran en hospitales para ser diagnosticadas y para recibir tratamiento.

Staff I Agencia Reforma

Te puede interesar:

Aplazaron eventos deportivos por coronavirus

El torneo de Kuala Lumpur y el Abierto de China en Shenzhen, dos pruebas que …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket