Ante 3 mil asistentes, cumple El Arbolito 55 años de viacrucis

Vecinos y visitantes de El Arbolito revivieron los momentos más emblemáticos de la Pasión de Cristo

 
Hace (1) meses
 · 

Foto: Juan Martínez

Compartir:

Con un sol cayendo a plomo y ante 3 mil asistentes, se desarrolló la 55 edición del viacrucis viviente del barrio mágico de El Arbolito, en el corazón de Pachuca.

En punto de las 11:30 horas, Adrián Pérez, quien personificó a Jesús por segundo año consecutivo, arribó al punto conocido como el gato montes, donde comenzó su camino a la crucifixión.

 Únete a nuestro Canal de Whatsapp y recibe las noticias en tiempo real https://bit.ly/3S0OztH

Para esta edición, el recorrido cambió, pues este año las siete minas que dieron origen al centro de la ciudad fueron escenarios para la representación, por lo que la duración fue de poco más de dos horas y media, tras cinco kilómetros de camino entre callejones estrechos y veredas que enmarcan el afamado barrio.

Entre callejones, más y más asistentes se sumaban, todos tras el hombre con la cruz de casi 100 kilos en la espalda, sin importar las altas temperaturas que en esta ocasión azotaron la capital hidalguense.

La primera caída se dio justo frente a la emblemática mina de San Juan, la segunda en la calle del Porvenir y la tercera a unos metros de la mina del Cuixi, lugar donde fue crucificado en esta representación.

En esta última caída intervino Simón Cirineo, un hombre que caminó por la zona de acuerdo con los pasajes bíblicos, y que fue obligado por los romanos a cargar la cruz durante unos minutos mientras Jesús recuperaba fuerzas para afrontar la última parte del camino.

Luego de poco más de dos horas de procesión, el contingente llegó a la mina, donde otro gran número de personas esperaba para presenciar el acto de la crucifixión.

La zona lució abarrotada, incluso de vendedores ambulantes que aprovecharon la ocasión para vender cerveza, comida y hasta ropa.

Después de los preparativos, el cambio de vestimenta, la hidratación y un descanso para los actores, Jesús y los dos ladrones que fueron destinados a perder la vida a su lado fueron crucificados.

Con la ayuda de varias personas, las tres cruces se elevaron junto con sus portadores, quienes fueron retirados de la madera luego de unos minutos debido al cansancio mostrado.

Solo restó el mensaje final de uno de los organizadores, Eduardo Pichardo, quien agradeció a cada asistente su visita y los exhortó a mantener esa tradición.

Compartir:
Relacionados
title
Hace 1 días
title
Hace 9 días
title
Hace (1) meses
title
Hace (1) meses
Se dice
/seDiceGift.png
Especiales Criterio
/transformacion.jpeg
Suscribete
/suscribete.jpg

© Copyright 2023, Derechos reservados | Grupo Criterio | Política de privacidad