Amplía EU el conflicto arancelario

El presidente Donald Trump extendió ayer su guerra arancelaria a Brasil, Argentina y Francia por supuestamente afectar a diversos sectores estadunidenses.

El mandatario acusó a los países sudamericanos de afectar a los agricultores estadunidenses por manipular sus monedas e indicó que reimpondrá aranceles sobre sus importaciones de acero y aluminio como medida de represalia.

Además, pidió a la Reserva Federal de Estados Unidos tomar medidas para evitar que otros países devalúen sus monedas con el fin de “beneficiarse” de un dólar fuerte.

La Administración Trump no puede restablecer los aranceles porque nunca se los impuso a los metales brasileños y argentinos, aunque sí obligó a los países a limitar sus envíos hacia Washington bajo un sistema de cuotas el año pasado.

A medida que Estados Unidos y China han impuesto aranceles a sus respectivos productos en una guerra comercial de un año, Beijing comenzó a comprar productos de Brasil y Argentina, medida que molestó a Trump y a otros funcionarios de su Gobierno.

El ministro argentino de Producción y Trabajo, Dante Sica, calificó de “inesperada” la decisión de Washington, y señaló que estaban gestionando un diálogo con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross.

El mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, afirmó que de ser necesario aprovecharía el “canal directo” que tiene con Trump para hablar con él sobre la medida.

La economía de Brasil se enfila a un crecimiento de apenas 1 por ciento por tercer año consecutivo, luego de dos periodos de una grave recesión; mientras que la inflación acumulada de Argentina en los últimos 12 meses llegó al 53.5 por ciento bajo el gobierno de Mauricio Macri.

Más tarde, el Gobierno de Estados Unidos anunció que impondría aranceles de hasta el 100 por ciento sobre ciertas importaciones francesas valoradas en 2 mil 400 millones de dólares, incluyendo queso, vino y bolsos.

La medida de Washington fue en respuesta a la imposición por parte de Francia de una tasa sobre los ingresos de las empresas tecnológicas estadunidenses, como Google y Facebook.

La Administración Trump sugirió que podría abrir investigaciones similares sobre impuestos digitales propuestos por Italia, Austria y Turquía.

 

Golpe en Sudamérica

El presidente brasileño Jair Bolsonaro dijo que hablará con el ministro de Economía, Paulo Guedes, sobre el tema y agregó que, en caso de que sea necesario, se comunicará directamente con el presidente de Estados Unidos.

Las exportaciones de acero y, sobre todo, aluminio representan para Argentina unos 700 millones de dólares de ingresos al año. Y Estados Unidos es su principal cliente.

 

Staff I Agencia Reforma

 

Te puede interesar:

Senado de EU aprueba T-MEC

El Senado de Estados Unidos aprobó definitivamente este jueves el tratado comercial T-MEC con México …