Recomiendan una alimentación sana para fortalecer ante Covid-19

Alimentación sana y equilibrada para fortalecer el sistema inmunológico ante el Covid-19

Ante una realidad como la que vivimos, que nos muestra que debemos procurar una alimentación sana y equilibrada, en la medida de nuestras posibilidades, y así evitar enfermedades crónico degenerativas o tener sistema inmunológico vulnerable, aquí algunas recomendaciones.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, una dieta saludable ayuda a protegernos de las enfermedades no transmisibles, entre ellas la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR:

La composición exacta de una alimentación variada, equilibrada y saludable estará determinada por las características de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida y grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles en el lugar y los hábitos alimentarios. No obstante, los principios básicos de la alimentación saludable siguen siendo los mismos.

Consejos prácticos para mantener una alimentación saludable:
– Comer al menos 400 g, o cinco porciones de frutas y verduras al día reduce el riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles (2) y ayuda a garantizar una ingesta diaria suficiente de fibra dietética.

– Para mejorar el consumo de frutas y verduras es recomendable: Incluir verduras en todas las comidas; como tentempiés, comer frutas frescas y verduras crudas; comer frutas y verduras frescas de temporada; y comer una selección variada de frutas y verduras.

– Reducir el consumo total de grasa a menos del 30% de la ingesta calórica diaria contribuye a prevenir el aumento insalubre de peso entre la población adulta.

– Además, para reducir el riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles es preciso: Limitar el consumo de grasas saturadas a menos del 10%; limitar el consumo de grasas trans a menos del 1%; y sustituir las grasas saturadas y las grasas trans por grasas no saturadas (2, 3), en particular grasas poliinsaturadas.

– Para reducir la ingesta de grasas, especialmente las grasas saturadas y las grasas trans de producción industrial se puede: cocinar al vapor o hervir, en vez de freír; reemplazar la mantequilla, la manteca de cerdo y la mantequilla clarificada por aceites ricos en grasas poliinsaturadas, por ejemplo, los de soja, canola (colza), maíz, cártamo y girasol; ingerir productos lácteos desnatados y carnes magras, o quitar la grasa visible de la carne; y limitar el consumo de alimentos horneados o fritos, así como de aperitivos y alimentos envasados (por ejemplo, rosquillas, tortas, tartas, galletas, bizcochos y barquillos) que contengan grasas trans de producción industrial.

– Recuerda limitar el consumo de azúcar refinada, así como de sal.

Los gobiernos desempeñan un papel fundamental en la creación de un entorno alimentario saludable que permita a las personas adoptar y mantener prácticas alimentarias sanas.

Sara Elizondo

También te puede interesar Registra México mayor cifra de muertes en 24 horas: 501

Te puede interesar:

México militar: ¿silencio escandaloso?

Apenas ayer El Universal publicó una nota: Sedena equipará al Banco del Bienestar: AMLO. En …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket //ads widget - HOME 45917989_home_debajo_portada //ads - HOME - ultimo widget