fbpx
MéxicoNoticias

Ahora topa el Tren Maya con sitios arqueológicos


El polémico tramo 5 sur del Tren Maya, cuyas obras están actualmente detenidas por motivos medioambientales, en el surteste del país, topó ahora con otro conflicto.

Al menos 58 posibles sitios paleontológicos y arqueológicos subacuáticos se encuentran en el trazo del tramo, alertó la arqueóloga Helena Barba, responsable de la Oficina de la Península de Yucatán de la Subdirección de Arqueología Subacuática del INAH.

Explicó en entrevista que a lo largo de los 60.3 kilómetros de esta ruta, de Playa del Carmen a Tulum, Quintana Roo, se ubica un vasto sistema de ríos, cuevas, cenotes y rejolladas donde se han identificado vestigios de la cultura maya y del ser humano temprano.

Barba indicó que con su equipo de trabajo revisará cada uno de los sitios y que, si se hacen hallazgos de importancia, el INAH está listo para intervenir si las obras no rectifican el camino.

“Si no lo hubiera (un cambio de trazo), entonces el INAH sí levantaría un acta con una demanda. Por lo menos hasta el término del tramo cuatro, se ha respetado toda esta situación”, refirió.

No obstante, especialistas del propio instituto ponen en duda el trabajo que se ha hecho hasta ahora en la obra.
De acuerdo con la investigadora Rosa María Reyna, experta en salvamento arqueológico, con 40 años de labor en el INAH, la dependencia no posee suficiente información sobre la zona.

“En el caso de Quintana Roo, (los arqueólogos) van como un ciego en medio de un ciclón, porque no se sabe qué hay”, lamentó la experta.

“Por donde va a pasar el tramo 5, aparte del enorme daño que se va a generar al acuífero y todo lo que han explicado los biólogos, es prácticamente desconocido, hay muy pocos sitios registrados”, señaló.

Al momento, el INAH espera que, a diferencia de los tramos anteriores, donde los vestigios de la cultura maya han sido los principales hallazgos, el tramo 5 Sur podría dar mayores frutos en sitios paleontológicos.

“Justamente en esa área había muchísima fauna del pleistoceno y hay más de 50 especies de huesos identificados en toda esta red de sistemas kársticos (relieves en formaciones rocosas, como las cuevas subacuáticas) que se encuentran inundados a partir del 10 mil antes de Cristo”, explicó Barba.

 

Francisco Morales V. I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button