Se dice…

Que las autoridades federales no han podido explicar por qué tardaron tanto en ordenar el cierre de las válvulas de los ductos en Tlahuelilpan y porqué las fuerzas federales no lograron evitar que los pobladores de la zona robaran el combustible que brotaba de la perforación, lo que concluyó en lo que ya ahora todos sabemos: 91 muertos, 52 personas hospitalizadas, 69 restos calcinados y decenas de familias buscando a sus familiares. Ahora, quien les pide una explicación es la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que acusa negligencia.

Que autoridades de los tres niveles de gobierno serán llamados a declarar como parte de la investigación de la Fiscalía General de la República por lo sucedido el viernes pasado en Tlahuelilpan, pues queda mucho que pensar en la actuación de las autoridades y fuerzas armadas desde el cierre de las válvulas del ducto hasta los protocolos para que las personas no se acercaran a la zona donde el combustible salía a chorros y luego explotó.

Que en Tizayuca es la hora que no se les ha pagado la segunda parte del aguinaldo a los trabajadores de la presidencia municipal, tanto sindicalizados como de confianza; por cierto, que son los sindicalizados los que tienen los más bajos sueldos de la nómina y aun así les adeudan. Por ese motivo la base trabajadora se ha manifestado con paros de labores para presionar al presidente municipal, Gabriel García Rojas, para que autorice el pago pendiente que por ley les corresponde, mismo que se debió cubrir hace rato.

Que muy envalentonado y de forma agresiva, el líder de los comerciantes de Mineral de la Reforma, César Lemus Arias, encabezó una manifestación en la que sus seguidores reventaron la sesión de Cabildo de Mineral de la Reforma, pues el municipio pretende regular tianguis, mercados y demás centros de abasto. Los informales voltearon mesas, sillas y jalonearon a funcionarios y regidores; además de agredir a policías, pero eso sí, argumentaron que únicamente “retuvieron” a los elementos.

Que pese a ser de la región, quienes ni se han parado por Tlahuelilpan han sido los diputados federales Cipriano Charrez Pedraza y Simey Olvera Bautista, ésta segunda incluso originaria de Mixquiahuala, localidad vecina de la zona de desastre donde el incendio en una toma clandestina provocó a muerte de 91 personas.

 

Te puede interesar:

Gestionan área para edificar un albergue canino

El alcalde de Tizayuca, Gabriel García Rojas, anunció que se prevé la percepción de un …