fbpx
MultimediaSonoroTicketVideos

Henry Golding, hedonismo hecho hombre


Henry Golding es un hedonista en el sentido estricto de la palabra.

El protagonista de Otra oportunidad para amar y de Locamente millonarios disfruta los placeres de la vida como actuar, viajar, comer, ejercitarse, amar y cualquier cosa que lo haga sentirse vivo, pleno y afortunado. Ya sea un atardecer en Vietnam o un amanecer en Bali, el actor no pierde el tiempo, lo aprovecha o lo invierte.

Desde una suite del The Whitby Hotel, en Manhattan, el actor habla sobre lo que le gusta hacer fuera del set y de su afortunada profesión, que lo ha llevado a ser una estrella en Asia y una promesa en Hollywood.

“He aprendido a disfrutar y a no obsesionarme con nada. Más bien, le pongo atención a los pequeños y grandes detalles y no busco algo en específico, sino que disfruto de la consecuencia de mis hechos; disfruto de lo que me trae un viaje, de lo que me da una película recién terminada, de una cena romántica con mi esposa (Liv Lo), de un imprevisto que se puede arreglar”.

Originario de Malasia, creció en Surrey, Inglaterra, y hace dos años se mudó a Los Ángeles, donde ha encontrado oportunidades profesionales de impacto internacional.

Antes de eso probó suerte como modelo, incluso trabajó como peluquero en Londres. Pero nada como su papel de tipo familiar.

“Cuando voy a Surrey hago las labores de tío. Soy muy consentidor, mis sobrinas y sobrinos están entre los dos y tres años, entonces, puedo andar con ellos para donde sea. Les compro un montón de juguetes, de ropa…, ¡dulces no me dejan!

“Voy a ver a la familia y me encanta. Disfruto las vacaciones con ellos, ya llevo viviendo un tiempo en LA y tiene sus ventajas, aunque hay que manejar a donde sea. El clima es fabuloso, casi siempre hay sol, constantemente abren tiendas, restaurantes y centros culturales nuevos, y me gusta visitarlos”.

Amante de la comida y del buen vivir, el también actor de Un pequeño favor comparte que entre sus placeres está su “lavandería personal de ropa sucia”, un término inglés para una introspección personal.

“Examinar lo que no me gusta, ni personal ni profesionalmente. Me gusta conversar con mi familia sobre cómo podemos ser mejores y ayudar. Mi esposa es muy clara en eso: hay que hacerlo con frecuencia”.

Asegura que no hay nada como vivir el presente sin estar pensando en lo que sucederá en uno o 10 meses después. Por eso viaja, come y se ejercita, con un gusto especial por caminar.

“En Londres es fabuloso porque a todos lados llegas, y en los viajes procuro hacerlo siempre, es un gran ejercicio. Soy un viajero consumado, siempre que tengo un espacio me lanzo a diversos países, a sitios nuevos, para explorar nuevos horizontes. Conozco parte de México, Brasil, acabo de ir a Perú, que fue genial, y mis lugares predilectos son los de Asia: Bali, Indonesia, Vietnam, Tailandia”.

Aunque hasta ahora Bali, con su cultura, comida y hoteles boutique, es su favorito, sabe que allá afuera hay todavía un mundo que está dispuesto a recorrer.

“He aprendido que a cualquier lugar hay que ir con la mente abierta. Escuchar consejos, pero de ninguna manera dejarse llevar por las noticias negativas o las malas experiencias de otra persona. Cada quien vive su propia experiencia”, rescata Henry.

 

El expediente

+ Henry Ewan Golding nació hace 32 años en Sarawak, Malasia.

+ Se mudó con su familia a Surrey, Inglaterra, cuando tenía ocho años. A los 21 probó suerte en Kuala Lumpur.

+ En 2011 conoció a su actual esposa Liv Lo, una presentadora de televisión e instructora de yoga. Se comprometieron en 2015 y se casaron en 2016, en Malasia.

+ En Locamente millonarios fue su primer papel profesional en cine.

+ Desde 2014 es copresentador del programa The travel show.

+ Entre sus siguientes proyectos están Los Caballeros, de Guy Richie, y Snake Eyes, la nueva entrega de la franquicia G. I. Joe.

 

 

Juan Carlos García I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button