fbpx
HidalgoMultimediaNoticiasVideos

Descortezadores, “el coronavirus de los árboles” en Hidalgo

Indicó que actualmente llevan a cabo un saneamiento en las 84 hectáreas que han sido afectadas en Peñas Cargadas


Decenas de troncos de árboles encima de un camión parecen el escenario de un caso de tala clandestina en el parque ecoturístico de Peñas Cargadas, en Epazoyucan, pero pequeños escarabajos de menos de un centímetro de largo son los responsables de haber secado y matado a cientos de oyameles y ocotes, a lo que se suma la burocracia, que dificulta derribar a los ejemplares infectados para evitar que la plaga se expanda.

Andrés Ramírez, encargado del saneamiento forestal del ejido Xoloxtitla, explicó que desde octubre del año pasado una plaga de estos escarabajos se alimenta de los árboles del bosque, a los que calificó como “los pulmones” de la zona metropolitana de Pachuca.

Indicó que actualmente llevan a cabo un saneamiento en las 84 hectáreas que han sido afectadas, con el objetivo de evitar que el insecto se propague y continúe matando a más ejemplares.

Estos trabajos consisten en talar los árboles dañados, quemar la corteza (donde habitan los descortezadores) y fumigar. Hasta el momento, calculó el ejidatario, han derribado alrededor de 300.

“Si no hacemos este saneamiento, prácticamente nos quedaríamos sin bosque. No es que se acabe un árbol y ahí se acaba, no, la plaga va a continuar. Es el coronavirus de los árboles, porque está agarrando arboles viejos y jóvenes”, mencionó.

Descortezadores, “el coronavirus de los árboles” en Hidalgo
Juan Martínez

Ramírez indicó que el cambio climático y sus consecuencias, como la sequía, han acelerado la expansión de esta plaga, que “avanza muy rápido”.

Aunado a eso, la burocracia para obtener los permisos por parte de la Secretaría del Medio Ambiente y Recurso Naturales (Semarnat) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) ocasiona que una remisión tarde entre 20 días y un mes en ser aprobada, lo que genera que el número de árboles infectados se triplique.

“Yo creo que debería haber rapidez porque es una plaga. Cuando es un corte normal, por aprovechamiento, sí hay que tener más requisición, pero esta es una plaga, es una emergencia. Deberían acelerar un poco más el papeleo. No quiero decir que sea más fácil, simplemente que se agilice más”, manifestó.

Ante esta situación, el ejidatario hizo un llamado a los tres niveles de gobierno a darle seguimiento a este problema y crear un plan de manejo de plagas, así como realizar brigadas de reforestación una vez que concluya el saneamiento, lo que, estimó, ocurrirá en marzo, mientras que la plantación de nuevos árboles podría empezar en agosto.

“Le pediría a las autoridades que nos fijemos más en los bosques, que son los pulmones de nuestras ciudades”, aseveró Ramírez.

ANTECEDENTE EN LA CAPITAL

El estudio Insectos descortezadores (coleóptera: curculionidae) y cambio climático: problemática actual y perspectivas en los bosques templados señala que la mayoría de estos escarabajos ataca árboles debilitados por la edad, sequia, fuego, enfermedades o daño mecánico

Una plaga de este insecto ocasionó que 293 árboles que se encontraban en el Parque de los Hombres Ilustres, en Plaza Juárez, fueran derrumbados en julio del año pasado, además de otros cuantos en el Jardín del Arte y el Parque Hidalgo, todos de Pachuca

Giovanny Flores I Pachuca

También te puede interesar Plantean investigar al Tuzoofari por el ataque a cachorro

Noticias relacionadas

Back to top button