fbpx
MultimediaSonoroTicketVideos

15 años sin el Gallo de Oro: así asesinaron a Valentín Elizalde

Se convirtió en leyenda de la música regional mexicana


Este 25 de noviembre se cumplen 15 años de la muerte de Valentín Elizalde “El Gallo de Oro”, quien fue asesinado por un grupo armado, tras una presentación en la Expo-Feria Reynosa, Tamaulipas.

Fue en la madrugada, alrededor de las 3:30 horas, cuando un comando le cerró el paso a la suburban negra en donde viajaba, además del cantante, su representante Mario Mendoza, el chofer Raymundo Ballesteros y su primo del cantante Tano Elizalde.

Tenía 27 cuando Valentín falleció de manera instantánea, tras varios disparos con armas de alto poder, AK-47, AR-15 y de de calibre 38; todos murieron a excepción de Tano, quien sólo resultó herido.

Era conocido como el “Gallo de Oro” debido a su padre Everardo Elizalde, quien también se dedicó a la música. Su padre al inicio de su carrera formó un dueto con Manuel López al que bautizaron como “El Dueto de Hermosillo” en 1978, más adelante se cambiaron el nombre por el de “Los Dos Gallos”.

Después de algunos éxitos decidió iniciar una etapa como solista en la que fue conocido como Lalo, “El Gallo Grande” y en la que grabó 37 discos y participó en dos películas, una del productor Emilio “El indio” Fernández llamada “México norte”.

Pero como si una maldición siguiera a la familia, fue también en el mes de noviembre cuando Valentín tenía 13 años, que su padre perdió la vida a los 52 años tras sufrir un accidente automovilístico en la carretera después de haber ofrecido un concierto en Villa Juárez, Sonora.

A los 19 años Valentín lanzó su primer álbum de estudio titulado “Amor que muere” y hasta su muerte dejó 11 discos de los que se desprendieron grandes éxitos como “Vete con él”, “Cómo me duele”, “El sinaloense”, “Vete ya”, “La más deseada”, “Y se parece a ti”, “Nada”, “Ebrio de amor”, “El venadito”, “Soy así”, “Volveré a amar”, “La papa”, “Corazón de oro”, “Vencedor”, “La playa”, “Lobo domesticado”, entre otros.

Aunque murió joven y su trayectoria fue fugaz debido a que le arrebataron la vida, el cantante dejó marcados los corazones de miles de personas que cada año lo recuerdan. Su familia trata de mantener vivo su recuerdo, sobre todo sus hermanos El flaco y Joel siguen dando conciertos y grabando discos, y haciéndole homenaje a sus canciones.

Redacción web

También te puede interesar El canto de ‘El Gallo’: así fue la carrera de Valentín Elizalde

Noticias relacionadas

Back to top button