fbpx
La CopaOtros deportes

Vuelve la NBA


Los Golden State Warriors arrancan este martes la temporada de la NBA con un único objetivo: sumar su tercer campeonato consecutivo y el cuarto en cinco años contra LeBron James, ahora en Los Angeles Lakers y principal amenaza junto a Houston Rockets y Boston Celtics.

Los de la bahía de San Francisco aspiran a igualar la gesta de Shaquille O’Neal y Kobe Bryant de 2000 a 2002, precisamente con los Lakers, último equipo en hilvanar tres títulos seguidos, la segunda mayor racha de todos los tiempos.

“Hablamos de un triplete solo porque está delante nuestro. Pienso que no es algo que se repita cada día, pero cuando empieza la temporada, obviamente lo ponemos todo encima de la mesa, también lo que está en juego en términos de expectativas”, señaló el estelar base Stephen Curry.

“Comprendemos que ganar el campeonato está a nuestro alcance si nos ocupamos de nuestros asuntos, y hacerlo tres años de manera consecutiva es una oportunidad tremenda para nosotros. No nos debe dar miedo hablar e ir tras ello”, agregó durante la pretemporada.

Solo los Lakers, en Los Angeles (2000-2002) y en Minneapolis (1952-1954), y los Chicago Bulls de Michael Jordan en dos ocasiones (1991-1993 y 1996-1998) fueron capaces de un hito similar, con los Boston Celtics de 1959 a 1966 ostentando el récord absoluto, con ocho títulos al hilo.

Únicamente un tropiezo ante los Cavaliers de LeBron en las finales de 2016 privó a los Warriors de haber celebrado ya cuatro de manera seguida, en lugar de buscar ahora el cuarto en cinco años.

“Nunca dejas de disfrutarlo. Solo que empiezas a centrarte en el siguiente año. Pero siempre está ahí. Siempre ves la bandera (de campeón) ahí colgando y tu anillo. Nunca se va. Eso es lo bonito”, apuntó por su parte el técnico del equipo, Steve Kerr, quien también se coronó como jugador en la segunda etapa de Jordan en los Bulls (1996 a 1998), y en las filas de los San Antonio Spurs (1999 y 2003).

Los Warriors saben que pueden estar ante, quizás, la última oportunidad de seguir agrandando su leyenda, ya que Kevin Durant, MVP las dos últimas finales, y Klay Thompson, el segundo integrante de los Splash Brothers junto a Stephen Curry, acaban contrato el próximo verano boreal.

Por si tuvieran poca artillería, los actuales campeones se reforzaron durante la pretemporada con el dominante interior DeMarcus Cousins, que está aún recuperándose de una rotura en su tendón de Aquiles pero que, cuando esté sano, completará un quinteto temible sobre el papel, con cinco All-Stars en sus filas, además de lujosos secundarios como Andre Iguodala o Shaun Livingston.

 

 

Pedro Reparaz I AFP

Noticias relacionadas

Back to top button