fbpx
La CopaLucha Libre

Un ser de oscuridad


Nacido de la oscuridad, impregnado de hermetismo y con la capacidad de dominar a sus rivales con sus poderes ocultos, El Hechicero se convirtió en estos últimos cuatro años en una de las estrellas del Consejo Mundial de Lucha Libre.

Ya era una figura en su natal Monterrey, pero sus alcances luchísticos no le permitieron conformarse con ser un ídolo local, por lo que decidió agigantarse, pero ya como elemento del CMLL.

Tuvo que picar piedra, pero su calidad lo llevó rápidamente a escalar posiciones, al embrujar con su estilo, no solo a sus rivales, quienes han ido cayendo uno a uno sobre la lona, sino conquistando también al público con la magia de sus movimientos, como él mismo se lo confesó a su profesor cuando este le preguntó si quería ser rudo o técnico.

Y es que el enmascarado negro nunca pensó en ser uno más del montón. Jamás se conformaría con ello, al contrario, quiere llegar a lo más alto, y ya se encuentra en el camino.

“Son casi 18 años los que tengo como luchador profesional, cuatro de ellos dentro del Consejo Mundial y desde que llegué me propuse lograr grandes cosas. Obtuve el Campeonato Mundial Histórico Semicompleto de la NWA, que me sirvió para posicionarme en los lugares estelares porque todos los días doy mi máximo esfuerzo”, comentó.

Dicho cinturón no es un campeonato cualquiera, es uno de mucho peso, con más de 60 años de historia, y lo portó con orgullo, así que desde ya piensa en recuperarlo para seguir representando al CMLL y a Monterrey dignamente.

Actualmente es una de las cartas fuertes de la empresa Seria y Estable.

Jorge Marrón I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button