Se cumple 50 años del primer jogo bonito en México 70- Criterio Hidalgo

Se cumple 50 años del primer jogo bonito en México 70

Brasil ofreció el futbol más bello de la historia durante el Mundial México 1970.

Veintidós brasileños buscaron en México el título, pero cinco de ellos sacaban la cabeza por encima del resto y tenían que jugar. El problema era cómo acomodarlos a todos juntos con su talento excepcional del mediocampo hacia arriba.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR:

Gerson, Roberto Rivellino, Jairzinho, Tostao y Pelé, los cinco podían jugar con el 10 en el dorsal. Mario Jorge Lobo Zagallo, su seleccionador, lo hizo posible y el 21 de junio de 1970, Brasil levantó su tercera Copa Mundial.

Alegría y belleza

Instalado como local en el estadio Jalisco de Guadalajara, Brasil salió a jugar en el Grupo de la Muerte, el C, con las selecciones de Checoslovaquia, Inglaterra y Rumania. Sin preocupación por el juego brusco de sus rivales, la Verdeamarelha salió a cumplir la promesa de su entrenador: “Brasil vino a jugar futbol”. Y eso hicieron los sudamericanos con toques precisos, ritmo cadencioso, jugadas de fantasía y muchos goles. “A Brasil le metían un gol, y metía dos o más; le metían dos y metía tres o más”, recordó Teodoro Cano, quien cubrió ese Mundial para el periódico El Heraldo de México.

Brasil cumplió una fase de grupos perfecta con sus triunfos a Checoslovaquia por 4-1, por 1-0 sobre Inglaterra y 3-2 ante Rumania, avanzando como primero de su sector con seis unidades, ya que en ese entonces solo se daban dos por triunfo.

Vecinos y sinodales

Después de enfrentar a ese bloque europeo, los brasileños se toparon en el camino con dos difíciles adversarios sudamericanos. En cuartos de final, el rival fue Perú que tenía hombres virtuosos como Hugo Sotil, Teófilo Cubillas, Pedro León y Alberto Gallardo. A los incas los dirigía el legendario brasileño Didí, compañero de Zagallo en el bicampeonato mundial (1962), quien quedó con lágrimas en los ojos tras la derrota inca por 4-2.

En semifinales se presentó una controversia. Brasil debía trasladarse al Estadio Azteca de la Ciudad de México (2 mil 200 metros de altitud) para enfrentar a Uruguay, pero pidieron quedarse en Guadalajara (mil 500 metros) y la FIFA se lo concedió, pese a la fuerte protesta de la delegación charrúa.

El partido se jugó en el estadio Jalisco. Uruguay fue mejor en el primer tiempo y se puso en ventaja, pero Brasil vino de atrás, empató antes del descanso y en la segunda mitad se impuso 3-1 en medio de muchas fricciones.

El duelo por la Rimet

La final se jugó en el Estadio Azteca 21 de junio, y enfrentó a dos bicampeones Mundiales: Brasil(1958 y 1962) e Italia (1934 y 1938).

A los 18 minutos, Rivellino mandó un centro al área y Pelé se levantó con un brinco descomunal para rematar de cabeza y hacer el 1-0, precisamente ante el marcaje de Burgnich. Al 37’, igualó Roberto Boninsegna, pero Brasil creció en el segundo tiempo.

Al 66, Gerson hizo el 2-1 con un zurdazo desde fuera del área. Toda la belleza que Brasil ofreció en ese Mundial fue resumida al 87 en una secuencia de pases en la que participaron Tostao, Piazza, Gerson, Clodoaldo, Rivellino, Jairzinho, Pelé y Carlos Alberto, el autor del 4-1 con un disparo cruzado.

AFP I México

Te puede interesar:

Recibe Pelé la Orden del Honor del Fútbol Sudamericano

Recibe Pelé la Orden del Honor del Fútbol Sudamericano

La Conmebol concedió este miércoles al exfutbolista brasileño Pelé, hospitalizado en Sao Paulo, la Orden …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket //ads widget - HOME 45917989_home_debajo_portada //ads - HOME - ultimo widget