fbpx
Futbol internacionalLa Copa

Se complica la salvación


Era el partido clave. Si había un día en el que el Leganés tenía que ganar, era justamente ayer en casa del Eibar. Empató 0-0.

Matemáticamente los de Javier Aguirre no están descendidos, pero casi. Llegaron a 29 puntos y permanecen penúltimos, siete abajo del Eibar, que sigue en zona de salvación.

El Mallorca hizo su trabajo en juego simultáneo al vencer 2-0 al Levante para llegar a 32 puntos y ponerse a tres del Alavés, que aún no juega esta jornada, y a cuatro del Celta y el Eibar.

Al 82’, el Vasco Aguirre modificó un poco su planteamiento: metió al veloz Roger Assalé por Miguel Ángel Guerrero, a la espera de que su rápido delantero cazara una pelota en el ataque. No ocurrió así.

Por si se necesitaran peores noticias, basta con echarle un panorama al calendario restante del Leganés: Valencia, Athletic Bilbao y Real Madrid. Quedan nueve puntos y cada vez se alejan más de zona de salvación.

Un partido con extrema tensión, por eso al 65’ los jugadores del Leganés casi se quisieron comer a Kike, quien fingió un penal.

Al 87’, Unai Bustinza salió lesionado luego de que se le doblara dramáticamente el tobillo izquierdo. Quiso seguir jugando, pero el físico no le dio. Como no había un sustituto calentando, el portero Cuéllar retrasó la reanudación del partido diciendo que tenía un problema en el ojo, aunque aun así se ganó una amarilla.

De cualquier forma, el Leganés se llevó un punto que de poco sirve y que ahora sí lo tiene contando las horas, en la crónica de un descenso anunciado.

Édgar Contreras I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button