fbpx
La CopaOtros deportes

Roger Federer, el Maestro del tenis


Si bien el debate sobre el mejor jugador de la historia no pone de acuerdo a todo el mundo, lo que sí es unánime es considerar, por palmarés, juego brillante, elegancia y carisma, a Roger Federer como el Maestro
del tenis.

Existieron Pistol Pete (Sampras), el chico de Las Vegas (Andre Agassi), el Toro de Manacor (Rafael Nadal)… y todos se han inclinado ante el maestro. En la pista y después cuando anunció su retirada.

“Hola, Roger, soy Pistol. Cuando nos enfrentamos por primera vez, tú solo tenías 19 años. Tuvimos una gran batalla en la Central de Wimbledon y me ganaste en cinco sets”, recordó en un mensaje Sampras, cuyas apariciones públicas son extremadamente raras desde que abandonó el circuito en 2002, pero que publicó un video en las redes sociales cuando se anunció el adiós del suizo.

“Tu juego y su espíritu nos han enseñado a qué punto el juego del tenis puede ser bello. Gracias RF”, destacó.
“Es uno de los jugadores, si no el jugador más importante de mi carrera”, admitió Nadal, poseedor del récord de títulos de Grand Slam (22), antes de jugar el viernes por la noche el doble junto a Roger Federer, que se quedó en 20 grandes, superado también por Novak Djokovic (21).

Pero en los corazones de muchos aficionados, Federer será para siempre el número 1. En Wimbledon, su torneo preferido y que ganó ocho veces, pero también en Roland Garros, donde el público quedó aliviado cuando le vio completar al fin el Grand Slam en 2009, y en todos los torneos donde los fans le apoyan incondicionalmente.

Federer concentra todos los atributos del campeón ideal, pero sobre todo, tenía un estilo de juego incomparable, por estético, ofensivo, entusiasta y elegante.

“Hay gente que ha seguido el tenis sin gustarle el tenis, solo por ver a Federer”, destacó el exnúmero 1 suizo Marc Rosset.

La oposición de estilos con Nadal convirtió la rivalidad entre ambos en leyenda, a lo que se unió una amistad poco habitual en el deporte de alto nivel.

“Tiene un servicio perfecto, una volea perfecta, una derecha más que perfecta, un revés perfecto (a una mano); es muy rápido, todo en él es perfecto”, resume Nadal.

DE REBELDE A CAMPEÓN

Rápidamente descubrieron el talento en un niño nacido en Basilea en 1981, pero ese “diamante en bruto por pulir”, según sus propias palabras, tuvo que reprimir un carácter rebelde e impetuoso que le llevaba a romper la raqueta cuando las cosas no le salían como deseaba.

Por esa razón tuvo que esperar a su sexto año como profesional para levantar su primer gran trofeo, el de Wimbledon en 2003, con casi 23 años.

Ese fue el inicio de un festín de títulos de Grand Slam: once de 16 posibles entre 2004 y 2007. Sus rivales entonces, Lleyton Hewitt y Andy Roddick en cabeza, quedaron aplastados.

Solo la irrupción de nuevos jugadores como Nadal y Djokovic cambió esa dinámica, aunque Federer continuó ganando y la leyenda se fue construyendo con partidos épicos, como las dos finales de Wimbledon de 2007 (ganada) y 2008 (perdida) contra el español.

Aunque algunos vieron el principio del fin en 2011, Federer se marcó un regreso extraordinario en 2017 y 2018, añadiendo otros tres títulos a su colección de Grand Slam para acabar con ocho Wimbledon, seis Abiertos de Australia, cinco US Open y un Roland-Garros.

PALMARÉS

103 torneos ATP

310 semanas en el número uno, un récord que Djokovic llevó después a las 373 semanas

6 Abiertos de Australia

1 Roland Garros

8 Wimbledon

5 Abiertos de Estados Unidos

1 Copa Davis

1 medalla de Oro-Juegos Olímpicos Pekín 2008 en dobles, con Stan Wawrinka

A los 20 títulos de Grand Slam hay que añadir seis Masters (récord),

AFP I París

Noticias relacionadas

Back to top button