fbpx
Futbol NacionalLa Copa

Mano dura en Chivas


El Club Deportivo Guadalajara tomó la decisión de separar en forma definitiva a Dieter Villalpando como jugador rojiblanco, acusado de presunto delito sexual.

Mientras que sus compañeros Alexis Peña, José Juan Gallito Vázquez y Eduardo Chofis López, quienes estuvieron presentes en la misma fiesta donde se habría registrado el incidente de Villalpando están suspendidos, pero en calidad de transferibles sin posibilidad de ser reintegrados al equipo sin importar que el Rebaño está cerca de entrar al repechaje y le queda por disputar un partido más en la fase regular del Guard1anes 2020.

Así lo anunció este miércoles el director deportivo de Chivas, Ricardo Peláez.

“En relación al último evento, conocido por todos, hemos determinado lo siguiente: el jugador Dieter Villalpando ha sido separado definitivamente de nuestra institución; los jugadores Alexis Peña, José Juan Vázquez y Eduardo López han sido suspendidos del plantel y guardan la calidad de transferibles. Ninguno de estos cuatro jugadores volverán a jugar en las Chivas. Chivas está atentando contra sus propios intereses deportivos inmediatos, pero con miras a construir un futuro más sólido en valores, el mensaje es muy claro y a partir de este momento hay tolerancia cero para las indisciplinas, no cualquiera puede portar la playera de Chivas solo porque juega bien al futbol, se necesita ser un deportista profesional e íntegro las 24 horas del día (sic)”, dijo.

Peláez señaló que tras varios sucesos que han pasado con jugadores de Chivas decidieron tomar tales medidas.

“Es momento de ser implacables en la toma y aplicación de las medidas disciplinarias, nuestro mandato es construir un equipo ganador y como lo dijo nuestro presidente un equipo que merezca ganar.

Antes de comentar las medidas disciplinarias del Club Deportivo Guadalajara hacia estos jugadores, pues recordar un poquito lo que esta dirección deportiva ha hecho en relación al tema disciplinario.

“Al inicio del torneo se firmó entre directiva, cuerpo técnico y jugadores, incluso staff, todos nos comprometimos y firmamos un compromiso en el que el punto número uno era la disciplina por encima de los objetivos deportivos, todos firmamos y ese compromiso está presente en el vestidor en todos los partidos antes de que los jugadores salgan a la cancha. Recordar también que hemos tenido in-disciplinas y han sido sancionadas y que esas sanciones han venido creciendo, no solamente sacrificándolos a los jugadores, a la institución en los partidos como fue contra Toluca, contra León, sino con medidas económicas y multas económicas muy fuertes. Sin embargo, no hemos obtenido respuesta”, dijo el directivo.

 

Ponen el ejemplo

El presidente de Grupo Omnilife-Chivas, Amaury Vergara, habló sobre las decisiones y recordó el proyecto iniciado por su padre, Jorge Vergara, en 2002.

“Una de las principales intenciones que tuvo al comprar el club fue que 11 jugadores fueran capaces de inspirar a la juventud de México dentro y fuera de la cancha”, comentó.

El dirigente agregó que lo sucedido va más allá de una indisciplina fuera de la cancha y no la podían pasar por alto, por lo cual decidieron sentar un precedente.

“El Grupo Omnilife-Chivas condena cualquier acto de violencia en contra de la mujer. De encontrarse culpable de presuntas acusaciones, esperamos que las autoridades actúen conforme a la ley lo indique, y sobre todo no revictimizar a quien pudo sufrir una agresión.

“¡Habrá cero tolerancia! Hemos tomado la determinación de poner un punto final a las indisciplinas y de cualquier acto que atente en contra de nuestros valores y tradición de nuestro club”, señaló el mandamás rojiblanco.

 

 

Luis Amescua I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button