fbpx
La CopaLucha Libre

Aplican peques una llave al ocio


Los alumnos de la escuela infantil Intruso´s Kids le ponen espaldas planas al ocio.

Desde hace casi siete años, niños de la Zona Metropolita de Hidalgo tienen la oportunidad de instruirse en el arte del gotch, bajo los entrenamientos de Jorge Daniel López Huerta, conocido en el pancracio como Intruso Jr.

El gladiador, con más de 35 años de trayectoria, compartió que ve esta labor como una manera de corresponder a lo que el pancracio le ha dado, además de que colabora para activar a los pequeños, alejándolos de los vicios y previniendo malestares físicos, como la obesidad.

“Nosotros, con el deporte, los alejamos del ocio, que tarde o temprano se puede convertir en delincuencia; nosotros queremos contribuir a que nuestros niños se encuentren sanos en cuerpo y alma”, mencionó el instructor.

Recordó que este proyecto nació en la arena Afición, donde los descendientes de varios de sus compañeros, así como su vástago, pusieron intereses en continuar las carreras de sus padres; sin embargo, en Pachuca no había un espacio adecuado para formar a los pequeñitos.

Entonces, fue así como Intruso Jr. y sus colegas deciden ser pioneros en la Bella Airosa para abrir la primera escuela infantil en la ciudad, que poco a poco comenzó a sumar más alumnos.

“Los hijos de varios compañeros tenían la inquietud de subir al ring y rodar; así fue como surgió la idea de abrir un espacio para recibir a los peques y enseñarles de manera lúdica”, recordó.

Manifestó que el agente diferenciador, en comparación a espacios similares en la entidad, es que se ocupan en inculcarles disciplina, responsabilidad y res-peto, principalmente, además del amor que deben tener a la lucha libre.

“Hacemos énfasis en fomentarles valores, que hoy en día se han perdido; ahí nosotros trabajamos mucho con eso, pues es una escuela que les pide que sean responsable en casa y saquen buenas notas”, abundó.

López Huerta consideró que los pequeños comienzan su andar en una edad óptima, pues sus mentes están frescas, así como también tienen la facilidad de asimilar y realizar cualquier ejecución sobre el ring.

“Es una gran ventaja, desde que es más fácil para ellos aprender las cosas; son un poco más elásticos y, además se disciplinan. Varios de los que empezaron aquí siguen, siguen aprendiendo lo que es el proceso correcto, que para mí, es la lucha clásica”.

En ese sentido, compartió que los alumnos que arrancaron desde un comienzo este proyecto ya estaban listos para desempeñarse en luchas de exhibición; sin embargo, la pandemia de Covid-19 frenó su formación.

Por otra parte, compartió que la contingencia sanitaria fue un duro reto, aunque se apoyó en la tecnología para estar al pendiente de sus alumnos y así continuar activándolos a distancia.

“Seguíamos trabajando de esa manera. Teníamos mucha comunicación con ellos y con sus papás; les pedíamos que hicieran mucha actividad física. También estuvimos al pendiente de sus necesidades, porque el encierro fue muy complicado”, dijo.

Finalmente se congratuló de que hace un par de meses retomó su actividad con los peques, solo que en una nueva sede, ya que el ayuntamiento de Mineral de la Reforma, a través de la Dirección del Deporte, les adaptó un espacio en el centro de alto rendimiento Centenario, donde tienen clases todos los sábados, de 10:00 a 13:00 horas.

Daniel López invitó a los papás y a los pequeñitos para acercarse a este espacio, donde reciben a niños de cinco a 14 años.

“Las puertas están abiertas para todos los niños y niñas que quieran asistir con nosotros, que estén dispuestos a descubrir este mágico mundo de la lucha libre”, cerró.

Alejandro Velázquez I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button