fbpx
Futbol internacionalLa Copa

Logró PSG venganza sobre el Bayern

El cuadro parisino pisa de nuevo las semifinales de la Champions League luego de eliminar a los bávaros


El PSG se cobró la venganza de la final perdida la temporada pasada y eliminó ayer al Bayern Múnich en cuartos de la Liga de Campeones, pese a caer 1-0 en el Parque de los Príncipes, haciendo bueno el triunfo 3-2 de la semana pasada en Alemania.

El PSG empezó con serenidad, control de la situación y un dominio técnico que mantuvo a raya al Bayern Múnich.

Pero tras 20 minutos la confianza derivó en relajación y un par de pérdidas sacando el balón provocaron los primeros acercamientos alemanes. Entre ellos, un disparo cercano a un poste del medio Joshua Kimmich (27’).

El Bayern vivía volcado al ataque y Mbappé encontró su sitio con metros. Un balón al hueco le sirvió para plantarse en el área y servir con sangre fría a Neymar, que se encontró con un Neuer agigantado.

De nuevo el capitán de la selección alemana pudo con el astro brasileño al 34’, cuando le sacó un potente disparo desde la frontal.

Definitivamente Ney había entrado en calor. Tres minutos después se llevó a Kingsley Coman con un soberbio recorte y su disparo, colocado y suave, lo escupió el larguero.

Su carrusel de ocasiones no había terminado. Otro ‘caviar’ de Mbappé dentro del área lo puso el brasileño en el poste (38’).

Del festival de Neymar se pasó al pragmatismo bávaro, con un protagonista inesperado, el austriaco David Alaba.

El Bayern se sacó de la manga el 1-0: en una acción sin aparente peligro Alaba se encontró un balón que Keylor Navas despejó con las piernas y Eric Choupo-Mouting le ganó la pelea por el rechace a Krespel Kimpembe para marcar de cabeza, al 40’.

Animado, Alaba intentó a continuación un cañón desde fuera del área que Keylor despejó (43’) y al inicio de la segunda parte disparó cerca de uno de los postes (47’).

A continuación ambos equipos se anularon. El PSG cerró sus líneas, con Neymar y Mbappé entrando en contacto con el balón muy lejos para ser peligrosos.

Sin su referente ofensivo Robert Lewandowski, lesionado, el Bayern parecía lejos de marcar el gol que le daba el pase a semis.

Pero la recta final fue un suplicio para el bando local, achicando agua y al borde del abismo en cada acción, como el centro de Leroy Sané que pasó rozando un poste (82’).

Esta vez el sufrimiento tuvo premio y el PSG vuelve a estar entre los cuatro mejores del continente.

AFP I Paris

Noticias relacionadas

Back to top button