La resaca

Un día después del título, todos traen resaca.

Los campeones, tras la desvelada que se pusieron la madrugada de hoy en Coapa y los perdedores una peor: la de despertar de la pesadilla y recordar que volvieron a cruzazulearla.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR:

Resulta que como sabían que no iba a haber festejo ni desfile ni nada el día de hoy (hasta la comida con Emilio Azcárraga Jean se canceló), pues decidieron darle de lo lindo en Coapa.

Me cuenta mi Judas Águila -que ooobvio ahí estuvo- que se juntaron allá los campeones Sub 17, Femenil y Mayor. Aquello era un nido de ganadores. Un fin de semana redondo donde la institución se coronó por todas partes.

“El festejo estuvo bueno. Con decirte que el último en irse fue a las 7 (de la mañana)”, me contó uno de los borrachos, digo, de los fiesteros.

Claaaro, no todos. Muchos, sobre todo los subs y mujeres, se fueron yendo más temprano, pero que hubo a quienes sí les amaneció.

Nunca falta el borracho que se va hasta el final.

PD: Aunque esta vez todo se valía.

 

Se van al Caraglio

La otra cara de la moneda era en el seno Azul. No quiero ni imaginarlo.

En otra noche aciaga que coleccionará Cruz Azul en su vitrina de desgracias, me enteré que, luego de perder un título ante América, Milton Caraglio y Édgar Méndez salieron del Estadio Azteca echando humo y sin ánimos de escuchar más charlas motivaciones y esos grupos de autoayuda a los que tanto encomendó La Maquina este semestre.

Resulta que después de su chistecito de anoche ante las Águilas, la plantilla Celeste se dispuso a regresar a su hotel de concentración para cerrar filas y tener una última cena antes de retirarse en paz a sus casas.

Una buena parte del plantel, evidentemente abatida por la derrota, aguantó el calor de esta nueva desgracia y llegó al hotel donde todavía algunos aficionados los recibieron con muestras de apoyo.

Y digo una buena parte. Me gustaría decir TODOS, pero resulta que los señores Caraglio y Méndez no se dignaron siquiera a poner un pie en el lobby.

Apenas bajaron del bus, y ambos atacantes agarraron sus cosas, buscaron a sus respectivas familias y montaron la huida sin decir “a’i se ven”.

¿Criticable? Depende de cómo lo veas.

“Sí”, porque no se unieron al grupo.

“No”, porque se ve que les caló en lo mááás hondo.

PD: Cuestión de enfoques.

 

San Cadilla I Agencia Reforma

 

Te puede interesar:

Con Renato Ibarra presente, realizan exámenes en América

El Club América realizó ayer las primeras pruebas de detección de Covid-19 a un grupo …

/** ADS Render - HOME **/ //970 TOP home patrocinado //widget home - primary widget area -
//widget home - primary widget area -
//ads block debajo de multimedia - HOME //ads block HOME debajo de ticket //ads widget - HOME 45917989_home_debajo_portada //ads - HOME - ultimo widget