fbpx
JO TokioLa Copa

La nadadora olímpica que salvó 18 vidas

En junio de 2015, Yusra, entonces de 17 años, subió a un barco junto con su hermana menor, Sarah, para huir de Siria


Yusra Mardini saltó a la alberca olímpica de Tokio intentando clasificar por una medalla en la prueba de 100
metros mariposa.

Terminó en el tercer lugar de su hit, con tiempo de 1:06, a cinco segundos de la ganadora y a casi 10 del récord de la sueca Sarah Sjoestroem.

Si bien su actuación quedó lejos de una proeza olímpica, Yusra ya tenía tras de sí la hazaña de haber salvado a 18 personas de morir ahogadas a mitad del Mar Egeo.

En junio de 2015, Yusra, entonces de 17 años, subió a un barco junto con su hermana menor, Sarah, para huir de Siria y buscar una mejor vida lejos de la guerra.

La pequeña embarcación tenía capacidad para seis personas y se enfiló a mar abierto con más de 20 a bordo.

Frente a las costas de Turquía, el motor del pequeño bote dejó de funcionar y el agua comenzó a inundarlo. La mayoría de los pasajeros no sabía nadar… pero Yusra y su hermana sí.

Sin dudarlo, las hermanas Mardini se lanzaron al agua y con un amor a la vida y una convicción sobrehumana comenzaron a nadar empujando la embarcación.

Tres horas y media después, Yusra, Sarah y dos personas más que también saltaron al mar lograron divisar las costas de Europa, hasta donde remolcaron la lancha.

Agotadas, exhaustas y congeladas lograron llevar el barco a la costa griega de Lesbos, determinadas a no dejar morir a nadie.

“Si me iba a ahogar, al menos lo haría habiéndome sentido orgullosa de mí y de mi hermana”, dijo Yusra a la Agencia de la ONU para los Refugiados.

El pasado 24 de julio, Yusra, ya de 23 años, volvió a saltar al agua, pero ahora en la alberca del centro acuático de Tokio, bajo la bandera del Equipo Olímpico de Refugiados.

Staff I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button