fbpx
Deporte HidalgoLa Copa

Halterofilia: con la fuerza de Atlas

Como uno de los deportes más antiguos de la historia, la halterofilia ha tomado popularidad a través de los años.

Con orígenes hace aproximadamente de 5 mil años, la disciplina ha sido uno de los pilares en la vida cotidiana de la humanidad; sin embargo, siempre ha tenido mitos por vencer.

Entre bajas estaturas y problemas anatómicos, el levantamiento de pesas se ha colocado como una de las bases para los Juegos Olímpicos, pues forma parte del programa de competencia desde Atenas 1896.

Como si del dios griego Atlas se tratase, los deportistas son exigidos en fuerza; sin embargo, también hay otras capacidades que deben desarrollar para ponerlo en práctica, como la destreza y la actitud mental.

A partir de 1905, esta disciplina deportiva se ha visto regulada por la Federación Internacional, que ha propiciado la mayoría de condiciones para que se desarrolle con la mayor seguridad posible.

En cuanto a la presencia de México en el mundo de la halterofilia, la rama femenil ha tenido una importante participación, pues la fallecida Soraya Jiménez consiguió hace 20 años, en Sydney, Australia, una de las primeras medallas olímpicas para mujeres en dicho deporte.

Además de la representación de la mexiquense, el país también ha conseguido múltiples medallas en Juegos Centroamericanos y del Caribe, así como en Juegos Panamericanos.

Actualmente, en México se realizan dos competencias importantes. La primera, el nacional infantil, que se ha celebrado en Celaya, Guanajuato; en tanto, el segundo es el campeonato de Primera, Segunda y Tercera Fuerza, en el que los mejores exponentes se reúnen en San Luis Potosí para buscar el reconocimiento de sus colegas del resto país.

 

Adiós a los mitos

La entidad retomó a partir de 2018 la actividad en la halterofilia y poco a poco se ha reanudado la participación en competencias nacionales.

De acuerdo con Carmen Osorio Ramírez, presidenta de la Asociación Hidalguense de Levantamiento de Pesas (AHLP), hay siete atletas inscritos ante el organismo que ella preside.

Señaló que, aunque es consciente de los mitos que le rodean, no debería haber una consideración de riesgo hacia esta disciplina, pues son los mismos que están presentes en otros deportes.

Indicó que, para los interesados en agremiarse, solo basta con acercarse a la asociación.

Por su parte, Mara Daza Olivarez, quien es seleccionada hidalguense en la categoría Sub 15, señaló que el levantamiento de pesas le ha ayudado en muchos aspectos y que la versión real del deporte es distinta a la que se presenta en un inicio.

Con un entrenamiento que dura entre una hora y una hora y media, dos días a la semana, la integrante del combinado estatal está ansiosa para poner el nombre de Hidalgo por todo lo alto.

 

“Lo más bonito de este deporte es la adrenalina que se siente al subir a la tarima y lucirme ante todos. Es muy bonito levantar el peso de la barra y ver al público admirar la fuerza que tienes”, comentó Daza Olivarez.

 

Conócelo

Rangos

El deporte maneja cinco categorías: Sub 15, Sub 17, Sub 20 y Sub 23. En cada una hay divisiones de peso. En la menor, el gramaje mínimo es de 37 kg y el mayor de 81; en tanto, en la Sub 23, el margen va de los 56 hasta los más de 180 kilogramos.

 

Jueces

En cada prueba hay entre tres y cinco árbitros. Para que un levantamiento sea válido, se deben obtener mínimo dos aprobaciones de tres jueces. Califican que el atleta no toque con los glúteos el piso, que ninguna parte toque rodillas y que los codos no se flexionen cuando la barra esté por encima de la cabeza.

 

Pruebas

En las justas, existen dos pruebas: arranque y envión.

En la primera, el halterista debe llevar la barra del piso hasta arriba de la cabeza en un solo movimiento; en la segunda, el atleta tiene una pausa, pues la barra debe ser llevada del suelo al pecho y enseguida hacia la parte superior del cuerpo.

 

Indumentaria

Los atletas que desarrollan el levantamiento de pesas portan zapatos especiales, que evitan lesiones en la espalda.

Botarga, hecha de licra para mayor flexibilidad. Rodilleras, para prevenir un problema en esa zona. Cinturón o faja, para protección de la zona lumbar. Muñequeras, para proteger las articulaciones de dicha región, y polvo de magnesio, para generar fricción con la barra y evitar un problema a la hora del levantamiento.

 

Peso de la barra

El peso del metal varía dependiendo de las categorías y ramas. Las divisiones menores ocupan una de 5 o 10 kilos, mientras que los adolescentes lo hacen con una de 15. En la rama femenil, este es el peso máximo; en tanto, en la varonil, la barra puede pesar hasta 20 kilos.

 

Luis Carlos León I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button