fbpx
La CopaLucha Libre

Guerrera del ring


Los siete años de recorrido en los cuadriláteros no han sido sencillos para Zuzu Divine.

La nacida en Pachuca, pero radicada en Tulancingo, mencionó que desde el comienzo de su carrera se topó con obstáculos que le dieron la fuerza para alcanzar sus objetivos.

El primero se dio en casa, pues su familia, en su momento, no aprobaba su decisión de dedicarse de lleno a  la lucha libre.

“Mi papá, llevado por el machismo, me impidió esto; incluso, recuerdo que me dejó de hablar dos años porque él decía que me había dado unos estudios para que yo los ejerciera”, señaló.
Sin embargo, el tiempo hizo cambiar de opinión a sus cercanos: “Yo creo que ellos, como papás, no les gusta que lastimen a la princesa, pero poco a poco se dio cuenta que es lo que me gusta hacer y  que me gusta estar aquí; entonces, lo empezó a asimilar y ahora siempre me  anda apoyando”.

Asimismo, mencionó que existen prejuicios entre colegas: “A veces a los compañeros no le gusta trabajar con las mujeres, dicen que les da miedo que nos vayan a lastimar; no les tienen la misma confianza  para pegar”.

Se dijo satisfecha por demostrar lo contrario y pelear al tú por tú a cualquier rival.

“Me gusta a veces que me subestimen los hombres, que digan ‘está muy chiquita, muy frágil’; arriba del ring demuestro que tengo la casta y tengo con qué”, abundó.

Mantenerse constante en este deporte no ha sido sencillo; sobre todo, tras la llegada de su hija, ya que, además de su faceta deportiva, ser mamá, hija y hermana han sido labores titánicas que ha desempeñado en los últimos años

“Para nosotros es difícil; si para los hombres es difícil para las mujeres lo doble de difícil, porque tenemos muchas que estudiar, trabajar, atender en nuestra casa, nuestros hijos (…) Es momento que la gente se dé cuenta que la mujer hace un doble esfuerzos por estar arriba de un  cuadrilátero”, abundó.

Por otra parte, espera que en algún momento haya igualdad en la lucha libre, pues cree que actualmente los reflectores solo se enfocan en
los varones.

“Hay mujeres que han viajado al extranjero, está Dally, está Amapola; lo único que falta es un poquito mayor de difusión, que los medios volteen más para acá, que le den la proyección que se
merece”, señaló.

Finalmente, Zuzu invitó a las interesadas en practicar la lucha libre, a que se acerquen y se quiten de tabús para que exista un mayor número de representantes en el estado, pues actualmente solo hay pequeños grupos en Pachuca, Tulancingo y Tepeji del Río.

“Me encantaría que más mujeres se acercaran a este deporte; te quita el estrés y te quita presiones”, abundó.

Alejandro Velázquez I Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button