fbpx
F1La Copa

GP de Azerbaiyán era su carrera


Con la bandera roja que dejó el accidente de Max Verstappen, Sergio Pérez quedó en la pole position para el relanzamiento de la carrera y teniendo por un lado a Lewis Hamilton.

Con el semáforo en verde, Hamilton tuvo mejor arrancada y dejaba al piloto mexicano en el segundo lugar, pero el británico se fue de largo en la primera curva y a Checo le quedó el camino para mantener la punta en las últimas dos vueltas y conseguir su segundo triunfo en la Fórmula Uno.

“El equipo me pidió que no hiciera zigzag, entonces no pude calentar los neumáticos en el reinicio. Intentamos llegar al final y solo faltaban dos vueltas”, compartió Sergio Pérez, en la zona de medio tras finalizar el Gran Premio de Azerbaiyán.

“Era nuestra carrera y la podíamos perder. Estábamos en la delantera y había todo que perder y no mucho que ganar, porque estábamos en la pole y solo teníamos que lograr dos vueltas. Hacer una buena salida era algo importante y creo que teníamos los neumáticos bastante fríos para ese reinicio”.

“Lewis tenía algo mejor y solo intenté frenar lo más tarde posible. En ese momento pensaba ‘no hay manera de que pierda esta’. Intenté frenar lo más tarde posible. Lewis estaba en la línea interior, la línea sucia, y sí, fue desafortunado para él”.

La victoria de ayer fue la primera con Red Bull, además de su primer podio con el equipo del toro rojo, eso le pone un tono especial respecto al triunfo en Sakhir 2020.

“Conseguir tu primera victoria en la Fórmula Uno es algo increíble, pero conseguir una primera victoria con una nueva familia, con un nuevo equipo, siento que te une más. Compartir estos momentos juntos es algo muy especial”, aseguró el tapatío.

“Vivimos para estos momentos y todos estamos aquí para disfrutar de esos domingos, así que sí, es extremadamente especial. No tengo muchas victorias en mi carrera, pero todas han sido muy especiales, y hoy tengo que decir que la carrera ha sido muy dura y muy estresante mentalmente”.

Checo Pérez llegó a 69 puntos y ascendió al tercer puesto de la tabla de pilotos y ayudó a que Red Bull le sacara más ventaja a Mercedes, con 174 unidades del equipo austriaco por 148 del alemán.

 

 

Marco Arellano I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button