fbpx
Futbol Nacional

Con chamarra de 200 mil pesos, Gignac acude a final de la Liga MX Femenil


Entre los futbolistas que acudieron a la final de la Liga MX Femenil están Nahuel Guzmán, quien participó en una transmisión y además se vio envuelto en una polémica, y André-Pierre Gignac, quien fue al estadio para apoyar a sus compañeras.

El francés estuvo en el palco bien abrigado viendo el cotejo, pues lució un pequeño lujo entre sus prendas, ya que, portó una chamarra de caso 200 mil pesos para cubrirse del frío invernal del norte.

Gignac presumió en redes sociales su asistencia al estadio Universitario para apoyar a las amazonas y mostró una vestimenta peculiar con un verde en su tenis y la mencionada chamarra Louis Vuitton, cuyo valor es de 9 mil 5000 dólares, unos 198 mil pesos mexicanos. La prenda cubre parte de las piernas y tiene un estampado negro con un curioso diseño y es bastante elevado.

chamarra 200 mil pesos, Gignac acude final Liga MX Femenil
chamarra 200 mil pesos, Gignac acude final Liga MX Femenil

El atacante felino es el jugador mejor pagado de la Liga MX, pues según portales especializados, cobra más de 19 millones de pesos anuales, cifra que no incluye bonos ni primas, así como patrocinios u otros ingresos.

Con información de Milenio

Tambien te puede interesar: Niega Nahuel Guzmán aventar un objeto a las Rayadas

El portero de TigresNahuel Guzmán, negó haber lanzado un peluche a las Rayadas con la intención de pegarles.

El arquero dijo que fue casualidad que aventó el muñeco a la cancha justo cuando las jugadoras regresaban al vestidor del Estadio Universitario tras calentar previo a la Final ante Tigres Femenil.

La dinámica a la que convocó el club con la afición fue llevar peluches y lanzarlos al medio tiempo para ser donados.

“Hubo como 50 mil personas que aventaron peluches”, dijo antes de ahondar en el tema y tras salir de las pruebas físicas y médicas.

“Fue una casualidad que pasaran las chicas de Rayadas, no hubo ninguna intención. Ojalá a mí me tiraran peluches cuando voy a jugar a la cancha. Fue algo eventual, yo ya me iba a la cabina de transmisión y me había llegado mi peluche y no me quería quedar sin aventarlo.

Noticias relacionadas

Back to top button