fbpx
Futbol NacionalLa Copa

El regreso de La Coca


El mejor refuerzo del América quizás ni juega en el primer equipo.

Mientras el francés Jérémy Ménez se la ha pasado lesionado en semanas recientes y el colombiano Andrés Ibargüen nomás no da el estirón, déjenme les cuento que en El Nido de Coapa anda vivito y coleando Ángel González, conocido en el bajo mundo como La Coca.

Resulta que el hombre que descubrió a grandes talentos como Cuauhtémoc Blanco e Hirving Lozano (nomás para que se den un quemón) está ahora como encargado de la coordinación de visorias en el club.

Al parecer, en Coapa quieren retomar la práctica que tan buenos frutos les dio en la lejana década de los 80 y algunos años de los 90, con mexicanos surgidos en la institución y que sentían a flor de piel los colores azulcremas, y quién mejor que La Coca para tener éxito en dicha empresa.

Después de los palos que le dio la vida con la denuncia de un jugador que lo acusó de cobrar cuotas no autorizadas por un club, lo que le costó perder la chamba en Pachuca y después no poder contratarse con las Chivas, el visor vuelve por sus fueros (mientras aquel jugador sigue sin dar una pese a que Pumas le dio oootra oportunidad).
Ahora, el América “repatrió” a uno de los mejores detectores de talento del futbol mexicano, y agárrense porque en unos añitos seguramente muchas Aguilitas estarán volando alto.
El Potro busca jinete

La afición del Atlante pidió la cabeza del técnico Sergio Bueno y la directiva se encuentra buscando opciones para el timón del Potro porque no están nada contentos con el accionar de este técnico, que gracias a sus planteamientos echó a perder la posibilidad de jugar por la Final
del Ascenso.

El problema es que no es fácil encontrar a un estratega que conozca bien el futbol que se juega en esta división, y los que ya le agarraron la onda tienen contratos vigentes, por lo que la dirigencia azulgrana está pensando tomarse las cosas con más calma y no apresurarse.
El caso es que con Bueno ya nadie está a gusto, es más, hasta los jugadores ya le perdieron la confianza porque él solito echó a perder una buena opción de regresar al Máximo Circuito.

Dicen que por ahí surgió el nombre de Rafael Puente del Río, y no me hagan mucho caso, pero en una de esas a lo mejor acaban convenciendo al ex de Lobos BUAP para que vuelva a la división de Ascenso, en busca de hacer lo que ya hizo con los licántropos hace un año.

No suena mal. Hay que ver si realmente este entrenador está interesado en irse a vivir a Cancún y sobre todo en jugársela con el Atlante, que tampoco tiene una gran cuenta bancaria para pagarles bien a él y a sus amigos.

 

San Cadilla

Noticias relacionadas

Back to top button