fbpx
Columnas deportivasLa Copa

El Pelochas de la Liga MX


Imagínense que ustedes viven en el Pedregal, en Santa Fe, en Polanco o en Jardines en La Montaña y en sus elegantes y carísimas privadas vive don Juan El Pelochas Martínez, hombre con lana, pero que nadie lo ve bien.

Y de pronto se enteran en la privada de que al Pelochas Martínez le van a quitar la casa por “X” motivo. Todos se ponen contentos porque por fin se irá, pero oooh, sorpresa, que el hombre de la dudosa procedencia de sus ingresos contrata un buen abogado y está a punto de ganar el caso de su residencia y quedarse a vivir más tiempo. Bueno, pues así está la cosa en la Liga MX, y les cuento…

Aunque hay decenas de personas, dentro y fuera de la Liga MX, que quisieran ver fuera del mapa al señor Fidel Kuri Grajales, les tengo pésimas noticias, porque el Tiburón mayor ha movido sus piezas a su conveniencia.
De entrada tengo que contarles que todo el relajo que se armó con los papeles que salieron a la luz ayer, en los que se dice que en el momento que el equipo descienda pasaría a manos del gobierno, incluido el Estadio Pirata Fuente, no le han movido un pelo a Kuri, ¿por qué?

Primero porque raudo y veloz se hizo presente para avisar a los 4 vientos que va a pagar los 120 millones de pesos que se le piden para no perder la categoría.

Y ya si alguien quisiera ponerse exquisito con la cláusula de los papeles estos, pues les tengo la PÉSIMA noticia de que no habría nadie, pues me cuentan que el actual Gobernador del Estado de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, no tiene el mínimo interés en meterse en más problemas de los que ya tiene, y meeenos en dedicarle tiempo y dinero a un equipo de futbol.

Me contó mi Judas Tibu que mientras ustedes leen estas bonitas líneas, Kuri Grajales ya ofreció a su joya de joyas, el arquero Sebastián Jurado, a dos clubes de esta capirucha, y que anda bien movido tratando de colocar a Bryan Carrasco, Adrián Luna y Jesús Paganoni, porque con todo y que el señor vive entre lujos y derroche, parece que le va a hacer falta algo de lana para completar los 120 melones que tiene que pagar para no irse al limbo del Ascenso MX y que entonces sí le apliquen el papelito del que hablábamos hace unos minutos.

Me cuenta mi Juditas con branquias que cuando Kuri salió a decir que pagaría, más de un estómago se retorció en el pedestal de dueños de equipos de la Liga MX (y algún directivo de la FMF).

¿Por qué?, pues porque creyeron que esta vez sí se les iba a hacer que el indeseado dueño de los escualos se fuera del futbol de una vez por todas.

Bueno, pues no les cuento que incluso algunos de sus detractores se pusieron a leer con lupa el reglamento tratando de encontrar algunas letras chiquitas que les ayuden a echar a Kuri, pero no han hallado gran cosa, y una de sus últimas esperanzas es que cuando el directivo llegue con su costal de monedas de 10 pesos a pagar, no pueda comprobar el origen honorable del dinero.

PD: Ni modo, habitantes de Santa Fe, El Pedregal y demás sectores Fifís, van a tener que seguir conviviendo con El Pelochas Martínez.

San Cadilla

Noticias relacionadas

Back to top button