fbpx
Futbol internacionalLa Copa

Desperdician oportunidad


Cinco días después de la decepción ante el Paris SG en Champions (4-1), el Barcelona volvió a patinar ayer en casa contra el Cádiz (1-1), en la fecha 24 de LaLiga, a pesar del gol y del buen partido de Leo Messi, y desaprovechó la ocasión de acercarse al liderato.

El Barsa encadenó una nueva actuación mediocre: los culés abrieron el marcador por un penal anotado por Messi (32’), pero el Cádiz, que ya había derrotado al Barcelona en la ida, igualó con otro penal convertido por Álex Fernández (88’).

Los locales parecían haber logrado lo más difícil cuando Iza Carcelén cometió penal sobre Pedri en el minuto 31, que Messi se encargó de subir al marcador con una calma pasmosa.

Pero el Barsa pecó de falta de ambición para sentenciar con un segundo gol y perdonó ocasiones que en otros partidos solían terminar con el balón en la red.

Y lo acabó pagando. Un penal cometido por Clément Lenglet lo aprovechó Álex Fernández (88’) para engañar a Marc-André ter Stegen. Con su gol desde los once metros, Messi dio alcance a Luis Suárez en lo alto de la tabla de goleadores, ambos con 16 dianas.

Con 60 goles anotados de 73 penales en Liga, Messi está a un solo gol del récord histórico de su gran rival Cristiano Ronaldo, que había anotado 61 de 72 durante su época en el Real Madrid (2009-2018).

Contra el Cádiz, el argentino se convirtió también en el jugador con más partidos disputados con el Barsa en liga, por delante de Xavi, con 506 partidos.

 

 

AFP | Madrid

 

 

Noticias relacionadas

Back to top button