fbpx
Futbol internacionalLa Copa

Definen a finalista


 

Tiqui-casta, la evolución del juego de pases español, contra ‘renacimiento’ italiano, el futbol ambicioso que propone su seleccionador Roberto Mancini. La primera semifinal de la Eurocopa cita este martes (14:00 horas) en Wembley a dos clásicos de vuelta al primer plano tras adaptarse a los nuevos tiempos.

Víctima en el camino hacia los títulos de 2008 y 2012, verdugo en los octavos de 2016, Italia se cruza por cuarta vez consecutiva con España en una Eurocopa.

Poco tiene que ver este duelo de 2021 con los cuartos de 2008, cuando España rompió su maldición al batir en los penales a Italia, o la final de 2012, ganada 4-0 por la Roja, obra maestra que cerró aquella Belle Epoque de tres títulos consecutivos, incluyendo el Mundial de 2010.

Ni con el triunfo 2-0 en octavos de Francia 2016, con una España decadente y una Italia que fue superior con Antonio Conte al frente.

Desde entonces, ninguno de estos dos históricos vivió sus mejores días. Italia ni siquiera se clasificó para el Mundial de 2018, por primera vez en 60 años para una selección con cuatro estrellas de campeona, mientras que España cayó en octavos en los penales ante la anfitriona Rusia.

Pero ambos han sabido levantarse rápido. Italia se puso en manos de Mancini y mantiene una racha de 32 partidos sin derrota (desde septiembre de 2018). Lo más sorprendente, con un futbol seductor.

Pero Mancini no podrá contar con Leonardo Spinazzola, que se rompió el tendón de Aquiles izquierdo ante Bélgica y estará de baja varios meses; normalmente le sustituirá Emerson Palmieri.

España, con menos brillo en el torneo, llega a semifinales con un estilo evolucionado al que algunos han bautizado como tiqui-casta, la mezcla entre su tradicional juego de pases (tiqui-taca) y el sacrificio que conlleva el planteamiento de su seleccionador Luis Enrique, con presión asfixiante en todo el campo.

La Roja no podrá contar con el extremo Pablo Sarabia, que se lesionó contra Suiza en cuartos, confirmó este lunes Luis Enrique. Su plaza la podría ocupar Dani Olmo.

 

AFP | Londres

 

Noticias relacionadas

Back to top button