fbpx
Futbol internacionalLa Copa

De villano a héroe


Dietmar Hopp, dueño del Hoffenheim, podría pasar de ser el directivo más odiado del futbol alemán a un héroe en la crisis de coronavirus.

El germano de 79 años se puso en el foco del deporte debido a que impulsó el cambio de la regla “50 +1”, que en Alemania regula las licencias de clubes profesionales, para que el control de un equipo no caiga en una sola persona.

Esto provocó incluso protestas de aficionados en el encuentro entre el Hoffenheim y Bayern Munich del pasado 29 de febrero, lo que obligó a los jugadores a pasarse el balón entre ellos la parte final del juego.

Pero ahora, Hopp llamó la atención porque una de sus empresas CureVac trabaja en una cura para el coronavirus, misma que de lograr no vendería la patente para que así todo el mundo pueda tener acceso a ella.

“No solo ayude a la gente de la región sino también solidariamente a lo largo y ancho del mundo”, declaró el alemán.

El trabajo de su compañía ha sido tan bueno que el mismo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ofreció a comprarla, para con ello controlar la patente. La propuesta fue rechazada.

De acuerdo a medios ingleses, se espera que para junio o julio se tenga una vacuna experimental y con ello comiencen las pruebas en humanos.

 

Ulises Gutiérrez I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button