fbpx
Futbol internacionalLa CopaMultimediaVideos

Comenzará la leyenda del 10

Miles de simpatizantes se congregaron la noche del miércoles frente a los cinco estadios de los clubes donde Maradona jugó en Argentina


La leyenda del futbol Diego Armando Maradona falleció ayer a los 60 años de “un paro cardíaco” en su casa, un hecho que conmueve al mundo.

Fue “un paro cardiaco, antes del mediodía”, declaró a la AFP su jefe de prensa, Sebastián Sanchi. Maradona murió en su nueva residencia.

Las reacciones de tristeza llovían desde todas partes del mundo. “Algún día podremos jugar juntos al futbol en el cielo”, dijo la también leyenda Pelé.

Lionel Messi también lo despidió conmovido. “Un día muy triste para todos los argentinos y para el futbol. Nos deja, pero no se va porque el Diego es eterno”, escribió el 10 del Barcelona FC en su cuenta oficial de Instagram.

“Eternas gracias. Eterno Diego”, escribió Boca Juniors, el equipo de su corazón; “Ciao, Diego”, tuiteó el Nápoles italiano; “Gracias por todo, Diego”, escribió el FC Barcelona.

El presidente argentino Alberto Fernández declaró tres días de duelo nacional y la presidencia anunció que el velatorio será en la Casa Rosada, sede del gobierno.

La tristeza fue latente en cada rincón de Buenos Aires y se expandió por toda Argentina y el mundo, donde personalidades, como su compatriota el papa Francisco y varios líderes mundiales rendían tributo al ídolo de
los argentinos.

Miles de simpatizantes se congregaron la noche del miércoles frente a los cinco estadios de los clubes donde Maradona jugó en Argentina.

En Buenos Aires, se levantaron santuarios con fotos, flores y leyendas de despedida al ídolo ante el estadio de Argentinos Juniors, que lleva su nombre y donde debutó a los 15 años, y en la otra punta de la ciudad, en La Bombonera de Boca, donde el estelar jugó y fue campeón en 1981.

Maradona estaba convaleciente de una operación por un hematoma en la cabeza desde el 3 de noviembre, en un sanatorio de la zona norte de la capital. El 11 de noviembre, fue dado de alta, pese a que su salud era muy delicada y atravesaba un nuevo síndrome de abstinencia.

El fiscal John Broyard precisó que la muerte del astro se produjo al mediodía.

Como jugador fue un artista y mago con la pelota. Tenía cinco hijos, dos de ellos Dalma y Gianinna, con su exesposa Claudia Villafañe. Había malestar de la familia con el entorno que tenía en los últimos tiempos.

Sus otros hijos, que tuvo con otras tres mujeres, son Jana, Diego Junior y Diego Fernando.

Pasó varias veces por los quirófanos, incluso en situaciones dramáticas, en 2000 y 2004. También estaba operado de una rodilla y caminaba con suma dificultad. Parecía un hombre con una vida mucho más prolongada que la de 60 años.

La cima de su carrera la alcanzó al ganar con Argentina la Copa del Mundo en México 86. Su partido más famoso es el que en cuartos de final en ese mundial Maradona anotó un gol con la mano, la famosa ‘mano de Dios’, y el segundo que convirtió en ese duelo es considerado el mejor en la historia de las citas máximas.

Hacía años que Maradona había superado la adicción a las drogas duras. Pero seguía consumiendo alcohol, medicado con tranquilizantes y ansiolíticos.

Pocas veces en la historia un personaje del deporte alcanzó semejante dimensión internacional.

Era recibido con adoración a cuanto país llegaba y le reconocían su personalidad rebelde.

“Nunca voy a olvidar mi origen”, en una villa miseria (asentamiento) al sur de la capital. Aquella cuna le forjó una conciencia en favor de los movimientos populares y se declaró admirador los líderes de izquierda de Latinoamérica, como el cubano Fidel Castro, de quien fue su amigo. Curiosamente falleció el mismo día que el líder cubano.

AFP I Buenos Aires

Noticias relacionadas

Back to top button