Columnas deportivasLa Copa

El amigo Walter

 

Lo único que conocemos de Walter Montoya hasta el momento es su marcada irregularidad con Cruz Azul, pero  en La Noria, Walter se está dando a conocer por otros detalles.
Montoya, de origen muy humilde en Argentina, ha encontrado en los jardineros de La Noria a un grupo de amigos que no distingue de otros como Martín Cauteruccio o Julián Velázquez.
Me dicen que de unas semanas a la fecha es muy normal ver al argentino caminar por el club con sus nuevos cuates y pasar varios minutos acompañándoles en su trabajo, o de plano sentarse con ellos a jugar cartas y compartir un vaso de agua.
Incluso, me contaron que en cuanto los trabajadores ven llegar al delantero por las mañanas, le hacen toda una fiesta, como si ya fuera uno más de la banda, con todo y que ya se llevan de piquete de ombligo.
Y es que estas nuevas amistades deben hacer que Walter se sienta cerca de sus orígenes, su natal Machagai, pese a la asesina distancia.

Semestre renovado
Puede que Edgar Méndez no esté teniendo el mejor torneo junto a Cruz Azul, pero incluso así el español la está pasando genial los últimos días.
Les cuento el chisme que el delantero está estrenando novia colombiana, la cual conoció hace poco y le ayudó a olvidar a un viejo amor que prefirió regresarse a la Madre Patria a quedarse con el futbolista en su aventura por la Liga MX.
La situación en su momento fue algo duro de asimilar para Méndez, dado que su ex se llevó hasta el perro y por entonces pagaba una suspensión de seis partidos por escupirle el torneo pasado al americanista Alejandro Díaz.
Pero ahora que el equipo tuvo tres días de descanso (domingo, lunes y martes) el europeo aprovechó para salir con su nueva pareja que sin duda ayudará a levantar el ánimo y esperemos el nivel futbolístico de Edgar.

Chiquimarqueando
Hoy que el arbitraje vive momentos duros en el futbol nacional, no caería nada mal tener a alguien como El Chiquimarco encabezando a los centrales que están en acción en la Liga MX.
Y es que la calidad que tenía Marco Antonio Rodríguez, combinada con la personalidad que mostraba en el campo, lo hacen quizás el silbante más reconocido en los últimos 15 años y vaya que la afición da muestra de ello cada que se lo encuentra.
Fíiijense que Marquito anduvo esta semana en el clásico joven de la Liga MX Femenil en el Estadio Azul y de plano no pudo ni ir al baño en el medio tiempo pues muuuuchos asistentes se le acercaron para pedir fotografías y hasta videos para compartirlos en redes sociales.
Además, el ex silbante les presumió que después del mundial iba a empezar a realizar cursos de capacitación y no estaría naaada, pero naaada mal que algunos de los árbitros de la Liga MX se apuntaran para poder aprovechar los consejos de Chiquimarco.

 

 

Noticias relacionadas

Back to top button