fbpx
Futbol NacionalLa Copa

Cerrar la final como local, ventaja mínima


 

Cuando se trata de ganar la corona de la Liga MX en torneos cortos, jugar ante tu gente el duelo definitivo es solo una pequeña ventaja.

La “madre de todas las ventajas” no es tanto en las finales de la Liga MX, pues apenas un poco más de la mitad de los 49 títulos disputados desde 1996 fueron levantados por los clubes que recibieron el juego de vuelta.

En números concretos, 26 veces el local en la vuelta terminó campeón y 23 veces el visitante le arrancó la gloria.

Ejemplos trágicos hay muchos: el América que se sentía bicampeón en el Apertura 2013 cayó en el Azteca con León, cuando Pachuca le ganó a Rayados en el estreno de su estadio en el Clausura 2016, aunque quizá el caso más dramático fue cuando los Tuzos le ganaron a Cruz Azul en el Azul, en el Invierno 1999.

León tratará de sumar su novena estrella haciéndole la travesura al Atlas. Para la Fiera no es algo extraño, pues dos de sus tres títulos en torneos cortos los ganó cerrando como visitante, ante las Águilas en el Azteca en 2013 y frente a Pachuca en el Clausura 2014.

 

Omar Jesús Fares I Agencia Reforma

 

Noticias relacionadas

Back to top button