fbpx
Futbol internacionalLa Copa

Ansía su libertad


El exastro del futbol brasileño Ronaldinho cumplió 67 días preso en Paraguay imputado por uso de pasaporte adulterado, intentando obtener su libertad por un delito que la ley local castiga con hasta cinco años.

“Esperamos que la fiscalía se convenza y permita que Ronaldinho y su hermano (Roberto de Assis Moreira) vuelvan a su país. No nos queda otra que esperar que termine la investigación”, dijo una fuente de la defensa a la AFP.

La ley faculta a la fiscalía a disponer de seis meses para investigar los hechos punibles.

Atrapado entre la cuarentena por coronavirus, su deseo de libertad y el proceso que se le sigue, el exastro del Barcelona y Paris Saint-Germain evade a la prensa y prefiere el bajo perfil en su “celda de oro”, un exclusivo hotel de Asunción que habita desde hace 37 días y que le sirve de prisión domiciliaria.

El exjugador de la “eterna sonrisa”, reconocido como uno de los talentos más grandes de la historia del futbol brasileño, pagó un millón 600 mil dólares como garantía para conseguir su salida y la de su hermano de la Agrupación Especializada de la Policía en Asunción.

En el cuartel, donde estuvo detenido 30 días, convivió con presidiarios también especiales, entre agentes con causas criminales, narcotraficantes y hasta políticos acusados por corrupción. El campeón mundial en Corea del Sur y Japón 2002, de 40 años, transcurre su rutina en el hotel Palmaroga, localizado en el centro histórico de la capital paraguaya, donde lo acompaña su hermano y representante, imputado por la misma causa.

Para romper el aburrimiento, la administración le habilitó un salón de 30×15 para sus prácticas de pelota y, además, dispone de gimnasio y una sobria piscina.

 

AFP I Asunción

 

Noticias relacionadas

Back to top button