fbpx
La CopaOtros deportes

Alista debut Johansen Álvarez, sobrino del Canelo


La sangre lo llamó. Ni el futbol, el americano o el basquetbol terminaron por convencerlo, fue finalmente en el ring donde Johansen Álvarez visualiza ganarse un nombre en el deporte mundial, tal como su tío Canelo.
El pugilista, de 17 años y de peso Superpluma, comenzará el 19 de junio en el Estadio Jalisco, con un rival por confirmar, a escribir su propia historia en el boxeo profesional.
“Contar con el apellido (Álvarez) es mucha responsabilidad, pero lo tomo de buena manera para dar un buen espectáculo y representar muy bien el legado de la familia”, contó Johan a Cancha.
“Es algo increíble tener a Chepo (Reynoso) en mi esquina, a Marcelo (López), a mi papá, a mi tío Saúl, saber que tengo todo su apoyo es muy sentimiento muy chido y especial que siento en mi corazón”.
Hasta hace dos años vivía en Estados Unidos. Su madre fue jugadora semiprofesional de futbol soccer y él comenzó a practicar el mismo deporte, posteriormente probó con el americano y el basquetbol.
Pero, cuando asistió a una pelea del Canelo, comenzó a germinar la semilla familiar del boxeo.
“Empecé a ver en sus estados (en redes sociales) que tenía ganas de boxear. Cuando vi que tenía la seriedad para el deporte me lo traje aquí a Jalisco, que es de donde salimos la dinastía Álvarez”, recuerda su papá Gonzalo, quien también fue boxeador.
Desde hace dos años, el heredero de la Dinastía inició su carrera amateur con 23 peleas, todas ganadas.
“Me vine a México porque es algo que quiero hacer de verdad. Dejé a mi mamá y hermanos, es lo que más me ha dolido, pero todo sacrificio tiene su recompensa y estoy dispuesto a hacerlo”, compartió.
El gimnasio Julián Magdaleno lo recibió, como lo hiciera 17 años atrás con Saúl Álvarez.
“Entrenar aquí es un orgullo, de aquí han salido muchos campeones mundiales, a parte de que es un lugar muy humilde, todos no la llevamos bien, somos amigos, nos apoyamos mutuamente. Me siento como en casa”, contó el joven.
“No llega a afectarme (la sombra del Canelo). Si llego a perder una pelea, a todos nos puede pasar. A Muhammad Ali le pasó, a Mike Tyson, al propio Saúl. Es algo que tengo muy claro que a pesar de que sea su sobrino puedo llegar a fracasar, pero estamos echándole todas las ganas para que eso no llegue a pasar”, afirmó.

Boxeador, mesero y estudiante
Entrenar, trabajar y estudiar forma parte de las rutinas de Johansen Álvarez.
“Hace poco tenía un negocio de agua fresca y ahora estoy trabajando de mesero en un restaurante. Estoy en la preparatoria nocturna, es sólo los sábados, pero quiero seguir estudiando porque me gusta mucho el tema de los negocios. Quiero ser inversionista, emprendedor, tener empresas o algo por el estilo”, contó Johan.
“Los consejos más grandes que me han dado en mi familia y que me van a servir hasta que me muera es que sea disciplinado y que sea gente de bien. Que valore mucho las cosas, que sea paciente, que nunca desenfoque lo que tengo en la mente”.

 

 

Citlalli Medina I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button