fbpx
La CopaTuzos

Agridulce recuento


El Pachuca cerró una discreta década en la que perdió protagonismo en la Liga MX contrario a las ganancias que obtuvo por diversas ventas que realizó de elementos de su plantilla, principalmente de la cantera.

A diferencia del lapso de 2001 a 2010, en el que levantó cuatro títulos de liga, cuatro de Concachampions y la Copa Sudamericana, en esta última década solo le alcanzó para un trofeo local y uno de Concacaf.

Su pobre cosecha lo deja en la octava posición de los equipos más ganadores de la década, empatado con Necaxa, Puebla, Morelia y Querétaro; el Pachuca, incluso, es superado por Cruz Azul, que sumó cinco trofeos.
La clasificación la comandan Tigres, con 11 cetros: cinco ligas, tres Campeón de Campeones, una Copa MX, una Campeones Cup y una Concachampions

Le sigue el América con siete: tres liga, dos Concachampions, una Copa MX y un Campeón de Campeones.

De los 20 torneos cortos que se disputaron en estos 10 años, tuvo una ausencia considerable en las liguillas, con solo nueve disputadas, de las cuales en seis ocasiones llegó a cuartos de final, en una avanzó a semifinales y jugó dos finales, con solo un triunfo en el Clausura 2016.

Destacar que en esta década escribió una página negra en la historia de la institución al acumular, por primera vez, cuatro torneos consecutivos sin clasificar, del Clausura 2017 al Apertura 2018, volviendo a la fiesta grande hasta el Clausura 2019, de la mano de Martín Palermo.

En este tenor, durante este lapso desfilaron nueve entrenadores. El que mejores resultando brindó fue Diego Alonso, quien fue el que más duró en el banquillo, con siete torneos, y el segundo que más alto porcentaje de efectividad tuvo, con 51.76.

Sus números contrastan con los de la década anterior, en la que pasó en 15 ocasiones a la postemporada, con seis finales disputadas, de las cuales ganó cuatro; tres semifinales y tres cuartos de final, y tres fases de reclasificación.

Otra constante en estos 10 años fue la llegada de refuerzos intrascendentes en la Bella Airosa; incluso; dos de ellos se fueron sin siquiera tener minutos en la Liga MX.

El colombiano Sebastián Pérez y el brasileño Elbis Suoza llegaron en el Apertura 2018 sin pena ni gloria al no ver acción en el equipo en el torneo liguero; así como también lo hizo el estadunidense Kekuta Manneh, quien en el Clausura 2018 solo sumo 9 minutos.

Mención aparte para el argentino Nahuel Bustos, delantero que aparece en el cuarto puesto de los refuerzos menos trascendentes en la historia del club; sin embargo, en su caso jamás recibió oportunidad por parte de Martín Palermo.

Finalmente, no todo fue saldo negativo, ya que el Pachuca fue el equipo de mejores ingresos de la década, en la que superó la barrera de los 100 millones de dólares, mientras que solo invirtió 57.68 mdd, para un déficit a favor de 46.43 mdd.

Entre sus ventas destacan la de cuatro canterano: Hiving Lozano, Rodolfo Pizarro, Erick Gutiérrez y Héctor Herrera, mientras que el traspaso más caro que lograron fue el de Enner Valencia, quien fue comprado por el West Ham.

Alejandro Velázquez
Pachuca

Noticias relacionadas

Back to top button