fbpx
La CopaOtros deportes

Afinan detalles para el clásico


Después de seis años, Águilas Blancas y Pumas CU volverán a enfrentarse a puerta abierta en la cancha del Estadio Olímpico Universitario con la consigna de jugarse algo más que el orgullo.

Tras varias temporadas de partidos cancelados, duelos a puerta cerrada o desarrollados en otras ciudades del país, este domingo a las 10:00 horas las escuadras capitalinas chocarán sobre el emparrillado del México 68, para definir el orden de los equipos en la postemporada del Grupo Verde de Onefa.

Si las aves de Santo Tomás consiguen la victoria, volverán a enfrentar a los del Pedregal en las semifinales; si pierden, deberán de viajar a Nuevo León para jugar contra los Auténticos Tigres en busca del pase a la final del certamen.
“No estamos pensando en otra cosa que no sea ganar el partido”, dijo Enrique Zárate, timonel de los politécnicos, “estamos contentos de poder jugarlo en CU, se trata de un duelo histórico y de mucha pasión. Es verdad que Pumas tiene a la mejor defensiva, pero confiamos en nuestras fortalezas para poder vulnerarlos”, agregó.

El partido debió jugarse en septiembre pasado, pero se canceló por los hechos violentos ajenos al deporte ocurridos en la Rectoría de la UNAM.

La última ocasión en que las emplumadas se llevaron el triunfo fue en 2016, en un juego desarrollado sin afición en el cubil felino (10-6), resultado que buscarán impedir los auriazules.

“Se trata de dos equipos competitivos que están en Playoffs, pero eso no quiere decir que no se pueda ver un gran espectáculo deportivo, donde el comportamiento de las aficiones de ambas escuadras será ejemplar”, consideró el head coach auriazul, Otto Becerril.

 

 

Rodrigo Yépez I Agencia Reforma

Noticias relacionadas

Back to top button